¿Qué pasa en tu cerebro con el embarazo?

Científicos han estudiado por años las reacciones físicas y químicas del cerebro cuando una mujer queda embarazada, pero mejor abordemos lo que pasa por tu cerebro con el embarazo:

  •      Me hubiera salido más barato un papiloma.
  •      Mis tías ya van a estar contentas.
  •      ¿Cuál era el número de Marie Stopes?
  •      ¿De quién será?
  •      Debí haber tramitado mi Seguro Social.
  •      Gracias a Dios.
  •      Voy a extrañar a mis amigos solteros.
  •      ¡Quiero gemelos!
  •      No, mejor no quiero gemelos.
  •      Lo bueno es que ganó López Obrador… ¿o no?
  •      Ah, no era monchis, sí eran antojos reales.
  •      Quiero parto en agua, como las mamás cool.
  •      Lo que sea, pero con que tenga salud.
  •      Voy a guardar su placenta, como las mamás cool.
  •      Hay un humanito creciendo adentro de mí.

  •      Un humanito que va a salir de mí y no lo conozco y seguro me va a desgarrar toda la…

  •      Necesito más amigas mamás.

  •      Ojalá se parezca a mí.
  •      Qué bonito que la gordura está justificada.

No, ya en serio, durante el embarazo, el cerebro de la mujer cambia drásticamente: se reduce en áreas relacionadas con la empatía con el fin de optimizar las conexiones neuronales. Estos cambios en el cerebro están asociados con un proceso de adaptación para los retos de ser madre: como se disminuyen las zonas más racionales del cerebro, la mujer se enfoca más en cuidar al bebé y estar más al tanto de él. Esta reducción no afecta las actividades cognitivas de la madre.

Este cambio sigue presente hasta dos años después del embarazo y también provoca pérdida de memoria y un estado de distracción. Una vez que el cerebro recupera su tamaño normal, se vuelve más eficiente que antes. Las hormonas juegan un papel importante, pues es un fenómeno también asociado con la secreción de las hormonas de vínculo afectivo.

La naturaleza es salvaje y amorosa al mismo tiempo.

Comentarios

comentarios