Alimentos con propiedades antidepresivas

Cuando se atraviesa por episodios depresivos, los hábitos alimenticios juegan un papel muy importante. Si padeces depresión, estos son algunos alimentos con propiedades antidepresivas que te ayudarían mucho:

  •      Los prebióticos y probióticos, que también funcionan a nivel digestivo. Se trata de bacterias que ayudan con el tránsito intestinal. Los prebióticos los encuentras en la coliflor, el calabacín, la cebolla, el plátano, la ciruela y en cereales integrales como la avena. Los probióticos están presentes en aceitunas, higos y pepinillos.

  •      El complejo B produce serotonina, que es la que regula el estado de ánimo. La puedes encontrar en alimentos como el aguacate, la espinaca, el ajo, el arroz integral, la levadura de cerveza, la avena, el repollo (o col), y los pistaches, entre otros.

  •      Los ácidos grasos omega-3 que, adicionalmente, ayudan a reducir el nivel de triglicéridos. Los encuentras la soya, las nueces, las semillas de chía (también contienen vitaminas del complejo B), el brócoli, la quinoa y en pescados como el salmón, sardinas y atún.

  •      El cacao. Sabemos que el chocolate tiene cualidades antidepresivas naturales. Al igual que las nueces, el chocolate contiene selenio, que ayuda a controlar el estado de ánimo. Aunque estés en una depresión brutal, no hay que abusar de él.

  •      La cúrcuma.

Incluir estos alimentos en tu dieta ayuda mucho a combatir la depresión. También es importante crearse una rutina de alimentación, pues es la base del funcionamiento corporal. En las personas deprimidas es muy común pasar por periodos sin hambre o, por el contrario, darse atracones. Es importante tratar de obligarte a comer bien y en ciertos horarios, aunque cueste trabajo.

Crear horarios y rutinas también es bueno para la paz mental: te ayuda a salir del estado caótico en el que te encuentras. Cosas como hacer ejercicio también ayudan a la producción de las famosas “sustancias de la felicidad”.

Si sufres de depresión, trata de incorporar estas pequeñas cosas a tu rutina y no dudes en pedir ayuda. Es un padecimiento común y muy tratable.

Comentarios

comentarios