El kilo dejará de pesar un kilo… ¿Qué?


Publiko

Parece broma pero no lo es, el kilo una de las unidades de medida más utilizadas dejará de pesar como nos enseñaron en la primaria.

La 26.ª Conferencia General de Pesos y Medidas, celebrada en la ciudad francesa de Versalles, votó a favor de la redefinición de la medición de kilogramo, que ya no dependerá de un objeto material (un cilindro metálico denominado Grand K – prototipo de kilogramo), sino de un valor establecido a partir de una constante física de la naturaleza.

La unidad seguirá siendo la misma y solo cambiará su definición, que quedará vinculada con la constante de Planck, concepto que proviene de la física cuántica y establece proporciones entre energía y frecuencia.

¿Cómo funcionará? 

Todas las balanzas del mundo se gradúan en función a este kilo original, por lo tanto, cuando se calcula el peso, se hace de manera incorrecta. En la vida cotidiana estas diferencias mínimas no tienen ninguna importancia, pero en cálculos científicos que requieren de una precisión exagerada, las consecuencias pueden ser enormes.

La nueva unidad se medirá con la balanza de Watt, un instrumento que permite comparar la energía mecánica con la  electromagnética, recurriendo a dos experimentos separados.

Esta forma de medir el peso exacto de un kilogramo no es susceptible al paso del tiempo, y tampoco puede dañarse o perderse, como tiende a ocurrir en el caso de un objeto físico, un kilogramo eléctrico, por así decirlo; por lo tanto, será sumamente preciso.

Comentarios

comentarios