Kamala Harris, la nueva esperanza

Avatar

Autor: admin publiko 21 enero, 2021


Este año comienza con aires de luminosidad y pluralismo. La llegada de la célebre defensora de los migrantes, fuente de inspiración y ahora visepresidenta: Kamala Harris.

Estados Unidos vuelve a ser grande al cambiar de rumbo con la administración de Biden y Harris, tras derrocar a Donald Trump en las elecciones de noviembre de 2020. Una contienda cerradísima que develó lo fragmentada que hoy día se encuentra la sociedad. No obstante, la ciudadanía demostró en las urnas su interés por revertir el camino del odio y apostar por uno más inclusivo. Esto fue al darle la oportunidad de hacer historia a Joe Biden, de 78 años, como presidente electo, y a Kamala Harris, de 56, en el rol de vicepresidenta electa. Y de la nación más poderosa del mundo (primera mujer en conseguir este puesto).

Los orígenes de esta prominente abogada, activista social, exsenadora de California y fiscala general del distrito de San Francisco, se remontan a la quintaesencia de lo que está constituido el sueño americano: multiculturalismo, meritocracia y, por supuesto, progresismo.

Recomendado: Entre trajes sastre y tenis. Cómo Kamala Harris reinterpretó la moda con estrategia

Ciudadana del mundo

Para que hoy día Harris ocupara una de las posiciones más elevadas en la política, sus padres enfrentaron retos y escribieron una asombrosa historia que debe ser narrada.

Siendo un par de inmigrantes de raíces opuestas entre sí e infinitamente ricas, vieron en Estados Unidos la posibilidad de alcanzar sus aspiraciones profesionales. Dejaron atrás su tierra y costumbres, dando como resultado la unión una pareja en partícular.

Donald Harris, estudiante jamaicano de posgrado en Economía. Y Shyamala Gopalan, científica biomédica de India, especialista en cáncer de mama. Una pareja excepcional para la época que formó un hogar plural en 1963, como afirma NBC News.

De esa relación nacieron Kamala y Maya Harris, un par de niñas que dejarían EUA a corta edad, tras el divorcio de sus padres. Radicaron en Montreal, una vez que su madre consiguió el puesto de investigadora científica en el Hospital General Judío y de docente en la Universidad McGill. Aquí las jóvenes expandieron su coeficiente social y cultural.

Te puede interesar: La reina Isabel II, Kamala Harris, Oprah Winfrey entre las mujeres más poderosas del 2020

Al respecto, la vicepresidenta electa se sincera en su autobiografía The Truths We Hold. “Mi madre hizo todo a su alcance para que estuviéramos orgullosas de nuestros orígenes, al darnos a Maya y a mí nombres derivados de la mitología india para preservar nuestra identidad cultural. A la par de introducirnos a nuevas usanzas.

Debido a nuestra diversidad pudimos viajar, practicar distintas lenguas y aumentar nuestro panorama sobre lo que significa la migración, modernidad y ciudadanía, y ello contribuyó enormemente a mi elección de carrera y vida.

Mamá solía decirnos: ‘Etiquetas habrá muchas sobre sus hombros, pero la única que importa es la que ustedes elijan’”.

Y es lo que hizo Harris cuando se graduó de la Universidad Howard (principal casa de estudios de la comunidad afroamericana en Washington). Y del Hastings College of the Law en la Universidad de California. Luchó por todas esas mujeres de su linaje. Sobre todo aquellas invisibles, al promover leyes en el senado que protegen a las madres solteras y los derechos laborales, así como la legalización del aborto.

La suma de diversas mujeres

Aun cuando en la actualidad festejamos el triunfo de Harris, debemos recordar que hubo otras grandes mujeres que pavimentaron su camino hacia la meca de la política.

Ejemplo de ello es Hillary Clinton, Sarah Palin y Geraldine Ferraro. Grandes inspiraciones para que alguien con el bagaje cultural y social de Kamala aspirara a postularse por los puestos más altos.

Harris siempre gozó de popularidad entre la gente no sólo por su manera de ser, sino por su genuina solidaridad ante eventos trágicos. Como el asesinato de George Floyd, la separación de las familias migrantes y su política antiarmas. Ganando visibilidad entre los grupos marginados (indocumentados, desposeídos y madres solteras) al ser afín a causas que muchos de sus compatriotas desechan por considerarlas atrevidas.

Recomendado: Los poderosos abrigos de Kamala, Jill Biden y Michelle Obama para la investidura de Joe Biden

Como es el caso de la regularización y atención médica a ilegales. Y el aumento de la cobertura de salud para las mujeres, en especial aquellas de escasos recursos. Así como la promulgación de la gratuidad del aborto en clínicas públicas, como advierte el Washington Post.

kamala harris
(Foto: Getty Images)

 

A raíz de su reputación de incansable luchadora social, en 2008 The New York Times la incluyó en la lista de las mujeres con el potencial de convertirse en presidenta de Estados Unidos.

Harris se ha ganado el respeto entre la fracciones más rígidas dentro de ambos partidos (Demócrata y Republicano). Mismos  vieron en ella una figura prometedora en el marco jurídico. Asimismo, una legítima líder como afirma John Wellington, de CNN Latino, quien añade que esas fortalezas fueron las credenciales que Joe Biden necesitaba para acercarse a los polarizados grupos de su nación.

Biden dijo al respecto para Fox News sobre Harris: “Muchas de las decisiones recaerán sobre la vicepresidencia y las respaldaré con mi voto de confianza”. Subrayando así la total certidumbre que el también Juris Doctor sostiene sobre su colega y cómplice de proyecto Kamala Devi Harris.

Por: Carolina M. Payán

The post Kamala Harris, la nueva esperanza appeared first on Vanidades.

Comentarios

comentarios