¿Qué hacer con el miedo al cambio?

Avatar

Autor: admin publiko 19 mayo, 2021


Shulamit Graber
Psicóloga clínica y terapeuta de pareja y familiar con más de 30 años de experiencia. Autora del libro: Agonía en la incertidumbre.
TW: @shuly_graber
Fb. Shulamit Graber terapeuta
Instagram: Shulamit Graber
Infoshulamitgraber@gmail.com

El cambio es inevitable en nuestras vidas.
Estemos conscientes o no, queramos aceptarlo o no, las cosas y la gente cambian.
Ante estos cambios, nuestra forma «normal» de reaccionar (a la que estamos acostumbrados) ya no nos es útil, por lo que necesitamos buscar una nueva opción.
Cambiar significa modificar nuestra conducta o forma de pensar ante una nueva situación.
Aun sin darnos cuenta, lo que vamos viviendo va modificando nuestro carácter.
Algunos aspectos se fortalecen, otros se debilitan y surgen nuevas conductas, formas de pensar, etc.
«Yo soy así y así he sido siempre», «es muy difícil cambiar». Son comentarios que escuchamos con mucha frecuencia.
Pero si analizas tu forma de actuar en estos momentos y la comparas con la de hace 10 o 20 años, seguramente notarás la diferencia en muchos aspectos.

El cambio nos da miedo, porque:
No sabemos cómo manejar situaciones nuevas o diferentes.
Puede provocar algún tipo de pérdida, ya sea física, moral, emocional, etc.
Podemos equivocarnos y ser criticados por los demás y/o por nosotros mismos.
La falta de control que sentimos. Esto generalmente nos angustia.

Cada persona responde de manera distinta ante los cambios.
De hecho, podemos actuar de cierta manera ante una situación nueva y de forma completamente diferente ante otra similar.
Ante el cambio, podemos:
Resistirnos abiertamente, atacándolo.
Aceptarlo aparentemente, pero tratando de boicotearlo.
Por ejemplo: llegando tarde, no escuchando lo que nos dicen, se nos «olvida» lo que tenemos que hacer, etc.
Aceptarlo, pero con una actitud de víctimas, «sufriéndolo».
Aceptarlo con una visión positiva.
Esto significa:
Reconocer nuestros miedos o preocupaciones para analizarlos y descartarlos o para resolverlos.
Recurrir a nuestras habilidades y fortalezas para examinar los posibles obstáculos y solucionarlos.
Tener presente que siempre podemos aprender y siempre podemos progresar.

¿Te has preguntado cómo es tu manera de enfrentar los cambios?
La manera de enfrentar el cambio, depende, en gran parte de nuestra autoestima, seguridad o amor propio (lo explicare)
Cuando nos sentimos seguros y capaces, vemos el cambio como un reto o una motivación positiva.
Cuando nos sentimos incapaces o poco valiosos, el cambio nos disgusta e incluso nos asusta.
Nuestra manera de enfrentar el cambio depende de lo que aprendimos durante la infancia o ante ciertas situaciones dolorosas. (crisis, traumas, etc…)
Pero siempre podemos aprender a enfrentarlo de manera positiva, aprendiendo de él y mejorando nuestra vida.
Lo importante es no tenerle miedo y modificar las ideas y creencias falsas que han mantenido ese miedo, y que lo mantienen vivo

Comienza por perder el miedo a perder
Empieza por analizar tu actitud ante situaciones nuevas o diferentes.
¿Te angustian?
¿Qué crees que piensas al respecto?
¿Qué piensas de ti mismo, de tu capacidad para resolver tus problemas?
¿Cómo te calificas cuando cometes un error o cuando estás angustiado?

Si el problema está en tu autoestima, descubre qué vivencias crees que influyeron para que formaras ese concepto que tienes de ti.No te culpes ni culpes a los demás. Busca la manera de modificar el concepto que tienes de ti mismo y de fortalecer tu autoestima.

Date el tiempo que tú necesitas para fortalecerla. No puedes ver resultados de un día para otro.

Piensa que te mereces estar bien, lograr lo que deseas y ser feliz.  Recuerda que la mayoría de nuestros temores son imaginarios o exagerados. (de ahí viene la angustia) Si te es difícil enfrentar algo nuevo, hazlo poco a poco. Recuerda que el que no arriesga no gana.

Comentarios

comentarios