7 cosas que le ocurren a tu cuerpo cuando cumples 30

Avatar

Autor: Armando Garcés 8 mayo, 2019


No importa qué edad tengas, disfruta cada uno de los años que cumplas y toma responsabilidad de tu vida y tu cuerpo

Nos gusta separar por décadas la edad de las personas, si estás por entrar al llamado “tercer piso” (ya sé, está de oso decirle así), pero si estás cerca de los treinta y te chingaste la rodilla desde hace unos años, debes tener en cuenta los puntos que pondremos más abajo.

A los 30 no solo es la nostalgia lo que aborda tu cuerpo cuando recuerdas que hace tan solo unos años atrás podías levantarte rápido sin darte un viajezote sin drugs porque se te baja la presión y te mareas recio. Sino que hay situaciones que ya dominas, tienes experiencias pa’ contar, cierto nivel de responsabilidad y algunos logros de los cuales sentirte orgulloso.

 

7 cosas que te pasarán en tus 30’s

1.- Disminuyen algunas propiedades de tu piel

Tras los 30, tu piel va reduciendo su elasticidad natural que le sirve para adaptarse a los movimientos que realizas, a los cambios en tu cuerpo: como subir y bajar de peso. En esta edad recuperar tu forma o combatir la flacidez luego de dos meses de tacos y hamburguesas te resultará más complicado que cuando andabas en tus veintes.

 

 

2.- Se empiezan a marcar y notar las arrugas

Tras los 25 años el cuerpo deja de desarrollarse y alcanza la adultez tras la que sigue el envejecimiento. Estarás más propensa o propenso a los pliegues en la piel que cubre tus partes articuladas, líneas de expresión, arrugas y surcos. Esto es principalmente por el colágeno, que estará ralentizado a comparación con años atrás.

Te recomendamos Las mujeres se aburren más rápido en la cama… ¡Hay que echarle ganas chicos!

 

3.- Reducción de tu densidad ósea

Este proceso biológico es conocido como resorción ósea, se refiere a la gradual disminución del tejido ósea, o sea tus huesitos. Esto afectará la habilidad de tu esqueleto completo para recuperarse y renovar su tejido tras deterioros por calcio e incluso fracturas.

 

4.- Se expande tu esqueleto

Esto varía según tu genética, pero el agrandamiento del esqueleto puede llegar a crecer hasta un 10 por ciento, mientras su fuerza disminuye como te contamos en el punto anterior.

 

 

5.- Cambia tu cráneo

Así es, no solo durante la infancia el cráneo de los humanos cambia, en el proceso de envejecimiento también tiene alteraciones. La resorción ósea también incluye a nuestro cráneo y esto repercute en la altura de tu rostro, en la órbita de tu rostro y tu mandíbula, entre otras cosas.

 

 

6.- Se pronuncian los pliegues del rostro

Como cambia la estructura ósea de tu cabeza también el exterior tiene efectos. Los pliegues nasolabiales se vuelven profundos con el paso de los años. Asimismo, tiene que ver con la elasticidad de tu piel.

 

 

7.- Aparecen las “patas de gallo”

Esto ocurre por la disminución del tejido blando que se encontraba bajo tu piel en la zona que rodea tus ojos, incrementando las cuencas oculares y marcando las líneas de expresión que se sitúan en el extremo externo de tus ojitos.

 

Aunque algunos de estos puntos suenan de miedo, no debes preocuparte, son procesos naturales que todos experimentamos en mayor o menos medida, de acuerdo a factores como la alimentación, las actividades que realicemos, e incluso la genética, cosa que está fuera de nuestro alcance.

 

Ámate y aprecia tu cuerpo todos los días de tu vida, sin importar qué edad tengas.

Spoiler alert: No te alarmes demasiado reuerda que todo es progresivo y puedes cuidarte ¡También ocurren cosas buenas a tu cuerpo en los treintas!

Con información de CC.

Comentarios

comentarios

Temas relacionados con esta nota:     , , ,