Si tienes depresión y eres apático, tan sólo te hace falta sexo según un estudio

Avatar

Autor: Publiko 3 octubre, 2019


El cuerpo humano está planificado para beneficiarse y gozar del sexo. Caricias, abrazos y el orgasmo riegan el cerebro de oxitocina, dopamia y serotonina, sustancias que desencadenan las sensaciones de bienestar, autoestima, placer, calma y amor. Nos hace sentir bien, y una buena salud psicológica nos permite tomar buenas decisiones y vivir mejor. Por eso cuando por distintas circunstancias el sexo está ausente hay un problema.

 

“Tener relaciones sexuales nos aporta bienestar y salud”, asegura Elena Crespi, psicóloga y sexóloga. “Una sexualidad satisfactoria supone un beneficio para la salud, por lo tanto es muy importante que los profesionales de las salud promovamos la sexualidad de nuestros pacientes en cualquier etapa de su vida”, dijo Stephanie Redón Fitzl, ginecóloga y sexóloga.

 

También te interesa Tener sexo con tu pareja antes de dormir combate el insomnio

Y aunque el cuerpo es sabio y se adapta a las circunstancias, varios estudios señalan que se producen cambios con la ausencia de sexo. Por un lado, “dejar de tener relaciones sexuales puede aportar cierta apatía en esta esfera de nuestra vida, por lo tanto, cuanto menos sexo tengamos, menos deseo se despierta”. Advierte Crespi.

 

Algunas de las transformaciones son consecuencia de la no secreción de felicidad que genera el contacto humano. Por ello, se ha demostrado que sube el nivel de estrés. Esta tensión se traduce en un aumento de la presión sanguínea y del cortisol, hormona que se libera como consecuencia del agobio y la angustia. Y responsable, también, de aumentar el nivel de azúcar en sangre y de suprimir el sistema inmunológico, entre otras funciones.

 

Más sexo = más felicidad

 

Más felices, más protegidos y más inteligentes. Científicos de la Universidad de Maryland observaron que la actividad sexual en ratones mejora la producción de nuevas neuronas en el hipocampo. “Después de la exposición continua a largo plazo de la experiencia sexual, la función cognitiva mejoró. Pero cuando se produjo un período de abstinencia prolongado, las mejoras en la función cognitiva se perdieron a pesar de la presencia de nuevas neuronas”, dijeron los especialistas.

 

Comentarios

comentarios

Temas relacionados con esta nota:     , , , , ,