AMP.- Afganistán.- Los talibán anuncian un alto el fuego de tres días en Afganistán con motivo del fin del Ramadán

Autor: admin publiko 10 mayo, 2021


Mueren trece personas por la explosión de dos bombas en las provincias de Zabul y Paruán

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

Los talibán han anunciado este lunes un alto el fuego de tres días con motivo del Eid al Fitr, una festividad musulmana que marca el fin del Ramadán y que este año se celebra entre el 12 y el 13 de mayo, en medio del repunte de la violencia en el país y tras su negativa a un cese de hostilidades durante las conversaciones de paz.

El portavoz de los talibán, Zabihulá Muyahid, ha indicado en un comunicado que la decisión ha sido adoptada para “garantizar una atmósfera pacífica y segura a los compatriotas durante el Eid al Fitr, para que celebren esta feliz ocasión con una mayor tranquilidad”.

“Todos los muyahidín del Emirato Islámico tienen orden de detener todas las operaciones ofensivas contra el enemigo en todo el país entre el primer y el tercer día del Eid”, ha dicho. “Si el enemigo lleva a cabo algún asalto o ataque durante estos días, estad preparados para proteger con firmeza y defenderos a vosotros y a vuestros territorios”, ha ordenado a los insurgentes.

Por otra parte, Muyahid ha señalado en su comunicado, publicado a través de su cuenta oficial en la red social Twitter, que “los muyahidín no deben visitar zonas enemigas ni permitir la entrada de personal enemigo en las zonas controladas por los muyahidín”.

El portavoz de los talibán ha hecho así referencia a una prohibición de movimiento para posibles visitas familiares con motivo del fin del Ramadán.

El presidente del Alto Consejo para la Reconciliación Nacional de Afganistán, Abdulá Abdulá, ha aplaudido el anuncio de los talibán y ha lamentado que no sea un alto el fuego permanente. “Creemos que la solución a la actual crisis en el país es acelerar las negociaciones, declarar un alto el fuego permanente y poner fin a la guerra”, ha dicho.

Así, ha apuntado que este alto el fuego temporal permitirá un periodo de calma, si bien ha incidido en que “no es una solución fundamental y permanente al problema en el país” y ha reiterado que “la crisis no tiene una solución militar”, según ha informado la cadena de televisión afgana Ariana.

Por ello, ha reclamado a los talibán que “reinicien las conversaciones”, así como “un alto el fuego permanente, un cese de las hostilidades y el derramamiento de sangre” y “encontrar una solución política exhaustiva, justa, digna y aceptable para todas las partes”.

Horas antes de la publicación del comunicado de los talibán, al menos trece civiles han muerto por la explosión de dos bombas en carreteras de las provincias de Paruán y Zabul, según ha confirmado el Ministerio del Interior a la cadena de televisión afgana Tolo TV. Hasta el momento, ningún grupo se ha atribuido los ataques.

El anuncio de los talibán llega además días después de que incrementaran sus ataques en el país, en medio de un aumento de la violencia desde septiembre, cuando arrancaron las conversaciones de paz entre el Gobierno afgano y los insurgentes en la capital de Qatar, Doha.

El repunte de las ofensivas de los talibán coincidió con el inicio de la retirada de tropas internacionales. Estaba previsto que el proceso de repliegue de fuerzas estadounidenses concluyera el 1 de mayo, según el acuerdo firmado en febrero de 2020 entre Washington y los talibán.

Sin embargo, el presidente estadounidense, Joe Biden, afirmó en abril que esta fecha sería prorrogada al 11 de septiembre, lo que desencadenó una serie de críticas y advertencias por parte de los insurgentes.

La decisión sobre el aplazamiento del repliegue llegó en medio de las dudas expresadas desde Washington en torno al cumplimiento de sus compromisos por parte de los insurgentes –que aseguran que están respetando el acuerdo–, especialmente por el aumento de la violencia y sus lazos con Al Qaeda.

En este sentido, el líder de los talibán, el mulá Hebatulá Ajundzada, avisó el domingo a Estados Unidos de que será responsable de cualquier consecuencia que derive de su incumplimiento del acuerdo. “Si Estados Unidos vuelve a incumplir sus compromisos, el mundo deberá ser testigo y responsabilizar a Estados Unidos de todas las consecuencias”, zanjó.

La comunidad internacional está intentando impulsar el proceso de negociaciones de paz entre el Ejecutivo y los talibán, si bien estos últimos rechazaron participar en una cumbre prevista el 16 de abril en la ciudad turca de Estambul, que ha sido aplazada hasta después del Ramadán, sin que esté claro por ahora si los insurgentes acudirán al encuentro.

Comentarios

comentarios