Borran a Monreal de la CDMX

Avatar

Autor: admin publiko 18 febrero, 2021


 

Se la habían cantado y finalmente se la cumplieron a Ricardo Monreal.

En unas cuantas horas, Morena decidió ayer a sus candidatos a las 16 alcaldías de la Ciudad de México y ningún monrealista quedó de pie. Ni siquiera el alcalde Cuauhtémoc, Néstor Núñez, con todo y que hace unas semanas había un acuerdo para que repitiera.

Claudia Sheinbaum prefirió cumplirle a René Bejarano, al que le entregó no solamente esta demarcación para su esposa Lola Padierna, sino también Coyoacán para Carlos Castillo, cercano a la subsecretaria del Bienestar, Ariadna Montiel, ambos muchachos del de las ligas.

Es obvio que ante un equipo tan malo Sheinbaum necesite de Bejarano, y que esas nominaciones en su favor no hubieran podido pasar sin el visto bueno de Palacio Nacional, donde ha quedado claro que son bastante laxos en cuanto al prestigio de sus candidatos.

Si dejaron pasar a Félix Salgado Macedonio, con una colección de demandas por violación, por qué iban a frenar al de las ligas, si solamente le bajó unos dólares a Carlos Ahumada.

Parece que a Sheinbaum le vale eso de que la 4-T debe ser integrada por personas intachables que no roben, no mientan y no traicionen, pues no tiene empacho en apoyar a quien fue figura estelar en los video escándalos, donde también estuvo implicado su exmarido, Carlos Imaz.

Igual apoya para Tlalpan a una desconocida Gabriela Osorio, quien, con base en mucho dinero y de recursos facilitados por el Gobierno de la Ciudad de México, se publicitó en las bardas del Colegio Rébsamen, que a Claudia debería traerle al menos malos recuerdos; le valió.

Seguramente, sigue creyendo que la gente es tonta y olvida rápidamente las ofensas de los políticos, y que por eso puede imponer a quien se le dé su regalada gana, pues a final de cuentas la fuerza presidencial los hará ganar. Pero el Presidente no estará en la boleta, por mucho que haga campaña todos los días desde la mañanera en favor de Morena y sus candidatos. Porque Andrés Manuel López Obrador es una cosa, pero su partido y sus candidatos otra muy distinta.

Hablar de honradez con candidatos como Lola Padierna, Francisco Chíguil, Armando Quintero y Clara Brugada, por citar sólo algunos, ¿pues con qué cara?

Al final Sheinbaum impuso su lista y, aunque estuvo coqueteando con la idea de quedarse también con Azcapotzalco —impulsando ahí una mujer—, prefirió dejar pasar al alcalde Vidal Llerenas y evitarse un desencuentro con Marcelo Ebrard.

Y quizá ahí intervino la mano del dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, quien también es muchacho de Ebrard, además de ser paisano y excompañero de secundaria de Llerenas en su natal Colima.

Para liberar Azcapotzalco, el partido debió modificar género en otra alcaldía y casualmente les gustó Magdalena Contreras, donde Patricia Ortiz ha tenido una administración desastrosa, pero como ahí iría José Luis Rodríguez —otro monrealista—, pues les cayó como anillo al dedo.

Con esto Claudia borra a Monreal de la CDMX, con aprobación de Palacio Nacional. Seguro el zacatecano recordó cómo en 2018 le hicieron lo mismo, precisamente para que pasara Sheinbaum.

La historia no ha terminado… apenas comienza.

 

 CENTAVITOS

Por cierto, ¿cuántas encuestas habría tenido que hacer Morena para medir a todos sus candidatos en el país? ¿Cuánto cuesta cada una de ellas? ¿En serio el partido tendrá tanta lana para pagarlas o simplemente finge que hace ese ejercicio, pero en realidad su selección es a dedazo limpio?

 

Columnista: 
Imágen Portada: 
Imágen Principal: 
Send to NewsML Feed: 
0

Comentarios

comentarios