Coahuila, antesala al peligro para niños migrantes

Avatar

Autor: admin publiko 19 abril, 2021


Alma Gudiño

SALTILLO.

Les faltan mil 240.81 kilómetros para llegar a la frontera, su destino final, para de ahí pasar ilegalmente a Estados Unidos, cruzando el municipio de Piedras Negras, Coahuila.

Del otro lado, ya en Estados Unidos, les espera otra odisea a lo desconocido pero, sobre todo, a que sean víctimas de robo, abandonados, reclutados por las bandas del crimen organizado o hasta asesinados.

Atrás quedaron los dos mil 619.57 km que separan a Honduras de la frontera con México y Guatemala, algunos provienen de otros países centroamericanos.

Se trata de niños y adolescentes que emprenden el viaje solos en busca de mejores oportunidades de vida.

En lo que va del año, 45 personas han fallecido tratando de cruzar el Río Bravo, de los cuales, cuatro son menores migrantes no acompañados.

Algunos niños y adolescentes están conscientes de que en el trayecto pueden encontrar la muerte o exponerse a una serie de peligros; sin embargo, prefieren correr el riesgo que volver a sus países.

Piedras Negras es considerado un lugar seguro para los migrantes, quienes llegan cansados, con heridas por golpes en el camino, donde encuentran samaritanos que los asisten.

Es un oasis para ellos, aquí, el albergue Camino a Casa les ofrece comida, educación, ayuda médica y sicológica, además de actividades recreativas, culturales y deportivas, donde olvidan los malos momentos que tuvieron durante el trayecto y se reponen del largo viaje desde sus países.

Llegan cansados y con gripe, algunos con problemas sicológicos, por lo que son atendidos por la Secretaría de Salud y personal de los albergues Camino a Casa en Piedras Negras y Acuña, Coahuila.

Roberto Cárdenas Zavala, director del DIF Coahuila, sostuvo que ninguno de los menores recibidos ha presentado un padecimiento grave o que ponga en riesgo su vida.

Reciben a niños, de acuerdo con la capacidad en los dos albergues, y están atentos a las pruebas de covid-19.

De acuerdo con cifras proporcionadas por el DIF Coahuila, en los albergues Camino a Casa en Acuña y Piedras Negras, de 2018 a 2021 se atendieron dos mil 899 menores no acompañados, de los cuales 534 eran extranjeros y el resto de otros municipios de Coahuila y de otras entidades del país.

Actualmente suman 13 menores no acompañados albergados, cuatro extranjeros y nueve connacionales, de los cuales cinco están en el albergue Camino a Casa de Acuña, cuatro en el de Piedras Negras y otros cuatro en Casa YMCA.

Los países de origen de mayor frecuencia son Guatemala, Honduras y El Salvador, y de los estados de Guanajuato, Guerrero y Chiapas.

Las edades oscilan entre los 13 y 17 años y la mayoría espera cruzar a EU en busca de algún familiar.

Recientemente, el titular de la SRE, Marcelo Ebrard, manifestó que el tema es “un foco rojo” para México porque los menores no acompañados sirven como “salvoconducto” para cruzar México y llegar a EU, en el vecino país consiguen un estatus de los muchos que la ley estadunidense permite.

Con cifras de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EU (CBP por sus siglas en inglés), el funcionario detalló que el número de menores no acompañados presentados ante está autoridad pasó en febrero pasado de 9 mil 431 casos a 18 mil 890 en marzo, registrando un aumento de 100 por ciento.

Héctor Menchaca, titular en Piedras Negras de la Oficina de Enlace con Aduanas y Protección Fronteriza en Texas, destacó que, en un principio, notaron que menores eran abandonados por sus propios padres en las orillas del río Bravo, por lo que se implementó vigilancia permanente y en la marcha urbana por parte del municipio fronterizo, con 34 empleados.

“La idea es cuidar que no se introduzcan menores de edad al río, evitar que muchos padres de familia, sobre todos los papás, obliguen a los niños a meterse al río, además, tenemos vigilancia en las entradas a ambos puentes internacionales de México-Estados Unidos, donde hace tiempo encontramos que personas abandonaban a menores de edad”.

Al darse cuenta del despliegue táctico que se implementó por parte de las autoridades, los adultos desistían de introducir a sus hijos al río.

“Podemos decir que en Piedras Negras son pocos los menores no acompañados que se han localizado en últimas fechas”, dijo Menchaca.

Dijo que las 34 personas que se encuentran en vigilancia viven situaciones difíciles, una de ellas es ver diariamente que, pese al riesgo de morir ahogadas, familias se introducen al río Bravo para cruzar a EU, ya sea por voluntad propia o porque criminales les han vendido la idea de que al cruzar y entregarse a la Patrulla Fronteriza van a quedarse de forma permanente en EU u obtener asilo.

Mueren en el intento

Sin embargo, muchos mueren intentándolo, por lo que es muy común hallar cadáveres flotando en el río Bravo.

Algunos padres o madres de familia que viajan con sus niños y que se introducen al río se entregan a la Patrulla Fronteriza y son deportados de inmediato.

“La prueba es que aquí, en Piedras Negras, tenemos deportaciones diariamente entre 300 y 400, aclaro, 300 o 400 personas que deporta la Border Patrol, y que no todas pasaron por Eagle Pass, nosotros somos una de las tres fronteras que está recibiendo deportaciones, Tijuana, Ciudad Juárez y Piedras Negras, desde Matamoros hasta Ciudad Acuña nos toca recibir personas que son deportadas por Border Patrol y además personas que son localizadas en Uvalde, Carrizos, San Antonio, en Texas”.

Sobre la oficina de enlace, Menchaca sostuvo que se creó esta oficina para coordinar las brigadas de asilo político o asilo humanitario.

“Conforme fueron avanzando los días, las semanas, está oficina de enlace empezó a tomar otras acciones, como cuidar que no se introdujera la gente desesperadamente a los puentes internacionales y de ahí a la marcha urbana.

Mientras tanto, el director de la Casa del Migrante de Saltillo, Alberto Xicoténcatl Carrasco, alertó de que los menores migrantes, en su mayoría, son cruzados a Estados Unidos por el crimen organizado.

El activista manifestó que se tiene un cupo de 100 personas en la Casa del Migrante y se está atendiendo solamente a la población en extrema vulnerabilidad, “estamos sólo ingresando mujeres, familias, adultos mayores y personas de la población LGBTTTI”.

Lo anterior, luego de que cuatro personas que integran el equipo de ayuda dieron positivo a covid-19, reduciéndose hasta en 50% la atención.

La situación se complica, ya que el flujo migratorio aumento más de 300% en comparación con  2020, lo que calificó como alarmante y grave.

Salieron de honduras cargando sus sueños

SALTILLO.— Kevin e Iván no se conocen, pero los une el mismo sueño: llegar a EU para trabajar y poder ayudar a sus familias, las cuales se quedaron en Honduras.

La falta de empleo y de oportunidades los obligaron a salir de su país.

Kevin Josué, de 16 años, narró que salió de su hogar cargando una mochila y sus sueños; sin embargo, estuvo a punto de morir tras caer en varias ocasiones de La Bestia, el tren que carga en su lomo a miles de migrantes que lo utilizan para llegar a la frontera.

“Hasta ahorita no me han hecho nada malo, voy  por una mejor oportunidad, lo único que busco es ayudar a mi familia”, dijo el menor, quien estaba acompañado por un grupo de migrantes.

Salió de Honduras el pasado 19 de marzo y hoy cumple un mes en tierra coahuilense.

Eligió Coahuila porque le indicaron que era un lugar seguro para ellos, no tiene contacto con su familia, no trae celular y vive de la caridad.

Le explicaron los peligros que enfrentaría, pues el camino es y será difícil; empero, a su corta edad, ya lo experimentó y prefiere arriesgarse que enfrentar la pobreza y la falta de oportunidades que dejó atrás en Honduras.

Al salir de su casa, sus papás le dieron la bendición y le dijeron que se cuidara.

Por su parte, Iván, de 16 años, también proviene de Honduras, y actualmente  busca un trabajo para tener recursos cuando cruce a EU.

Eligió Coahuila para descansar un poco porque escuchó que es un estado seguro, donde la gente lo apoya.

Piensa “dar el brinco” a EU en un mes más en lo que trabaja y ahorra para continuar su trayecto.

La ruta que siguió fue Chiapas, algunos estados del bajío, posteriormente la Ciudad de México y luego Coahuila.

Alguien le comentó que al tratar de llegar a Estados Unidos, la migra no lo detiene por ser menor de edad.

Iván seguirá el camino solo, sin compañía, y sin un grupo que lo respalde, “quiero irme solo para mayor seguridad y evitar situaciones de riesgo”.

Abandonaron a bebé en medio del río bravo

SALTILLO.— A finales de enero pasado, una menor dos años fue abandonada presuntamente por sus padres en la fuerte corriente del río Bravo, en el municipio de Acuña, Coahuila.

Ante el riesgo de ahogarse, ya que la pequeña hacia intentos por mantenerse a flote, agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) y militares lograron rescatar a la niña.

Las autoridades confirmaron en ese entonces que la menor fue abandonada por migrantes adultos.

Mientras atravesaban el río por La Cortina, migrantes alertaron a las autoridades mexicanas y señalaron a la infante, quien estaba en  el río.

Por lo que personal castrense y del INM ingresaron cauce para sacarla y brindarle los primeros auxilios.

Mientras las autoridades mexicanas auxiliaban a la menor, el grupo de migrantes atravesaron a territorio estadunidense y abandonaron a la niña.

Entre sus ropas se encontró una bolsa de plástico que contenía una copia de  su acta de nacimiento, expedida en Chile, en octubre de 2018.

Como parte del protocolo de las recientes reformas legislativas a la Ley de Migración, que entraron en vigor el 10 de enero pasado, y en pro del Interés Superior de la Niñez, se notificó de los hechos a la Procuraduría para Niños, Niñas y la Familia (Pronnif) de la entidad, para que asumieran la protección y asistencia legal de la menor de edad, quien ahora está al cuidado de personal especializado, en una casa hogar autorizada.

A partir del acta de nacimiento, el INM detectó que la menor tiene una Tarjeta de Visitante por Razones Humanitarias, por ser solicitante de la condición de refugiado.

Osvaldo logró cruzar a EU, pero fue deportado

TIJUANA.— “En plena luz del día pasó un indocumentado y la migra se dio cuenta; lo atrapó y cuando lo estaban subiendo a la patrulla un agente me dijo ‘graba’. Primero me empezó a hacer preguntas, al parecer me gané su confianza y empezamos a platicar más fluido”.

Lo que empezó en el muro fronterizo como una plática trivial entre un agente de la Patrulla Fronteriza y Osvaldo, de 17 años, originario de Puerto Vallarta, Jalisco, lo llevó a convertirse en un fenómeno viral.

El adolescente cruzó la frontera de forma ilegal dos días después de esta conversación en el Muro de playas de Tijuana.

“Sí crucé la frontera, yo dije sí o sí tengo que cruzar a Estados Unidos. ¿Cómo le hice? Fue por el cerro, porque por el muro la veía muy difícil, son como nueve metros, lo que hice fue rodearlo, por ahí me metí”, narró.

Por Tecate hay un lugar que se llama El Hongo, pasando el Nido de Águila, ahí no hay nada de muro, entramos y empezamos a caminar el cerro, tardé todo un día”.

Sin embargo, el menor fue detenido y deportado.

Actualmente está en Tijuana, en casa de unos familiares.

Llegó a la frontera para buscar cruzar a EU en busca de nuevas oportunidades de vida, estudio y de su novia Carol, de origen mexicano y quien actualmente vive en California; sin embargo, regresará a Puerto Vallarta.

 “Regresarme a donde soy, de Puerto Vallarta, mi meta es sacar la visa, si veo que no se puede lo intentaré otra vez, tengo sueños allá, quiero estudiar allá, en la High School”.

 Osvaldo pertenece a los menores que cruzan solos la frontera en busca de una mejor vida. Se calcula que en lo que va de marzo más de 40 mil menores han cruzado la frontera y son deportados por Tijuana.

 

 

Visita nuestra Última hora

Comentarios

comentarios