Con 91 mil desaparecidos, familias mexicanas exigen encontrar a sus seres queridos

Avatar

Autor: admin publiko 30 agosto, 2021


De las 91 mil 325 personas desaparecidas en el país, 82 mil 572 están en calidad de desaparecidas y 8 mil 753 como no localizadas, de acuerdo con el Reporte Nacional de Personas Desaparecidas y No localizadas al corte de este 30 de agosto.  

Ciudad de México, 30 de agosto (SinEmbargo).- Con al menos 91 mil 325 personas desaparecidas, 52 mil cuerpos sin identificar en los Semefos, panteones y morgues comunes, y al menos mil 749 hallazgos de fosas clandestinas entre diciembre de 2018 a junio de 2021, es como México llega al Día de la Desaparición Forzada.  

Colectivos de familiares de personas desaparecidas conmemoran este día con una protesta que se realiza este lunes frente a Palacio Nacional, donde nuevamente han lanzado la exigencia que han hecho por años y que sigue vigente: la urgente búsqueda de personas desaparecidas en vida y la identificación forense. 

“México requiere que dejen de existir las desapariciones, que se busquen a todas y a todos y que se ayude a regresar a casa a miles de personas sin identificar. Las familias tenemos mucho que aportar; nadie sabe mejor que nosotras lo que se requiere para que se logre una identificación y búsqueda efectiva”, exige el Movimiento Nacional por Nuestros Desaparecidos en una petición a las autoridades federales que ha sido suscrita por más de 151 mil personas en la plataforma Chance.org.  

Los familiares de estas víctimas, principalmente las mujeres, son quienes los buscan a lo largo del país: han sacado los picos con las que escarban en la tierra, además de rastrear sus pasos en las calles o en los penales. Sin la labor de las familias, miles de personas no habrían sido localizadas.

La protesta de este lunes de familiares de desaparecidos frente a Palacio Nacional. Foto: Victoria Valtierra, Cuartoscuro.

La labor de algunas de las personas buscadoras las ha llevado a encontrar la muerte. Así sucedió con José Nicanor Araiza Dávila, quien intentaba localizar a su hijo desaparecido en 2018 en Zacatecas, hasta que fue asesinado el 27 de julio pasado. Lo mismo le pasó a Aranza Ramos, del colectivo Guerreras en Búsqueda, quien buscaba a su esposo Bryan Celaya Alvarado, y que fue asesinada en Sonora el 17 de julio. 

Ambos son los casos más recientes, pero a ellos se suman al menos otros tres de buscadores que han sido asesinados durante el actual sexenio. 

Las cifras muestran que la crisis de desaparición en México está lejos de acabarse debido a que los patrones de violaciones a los derechos humanos persisten, señalaron académicos y expertos en la materia a SinEmbargo.  

“Seguimos con más de 52 mil cuerpos en espera de ser identificados y con más de 90 mil personas desaparecidas, con el Presidente diciendo que ya no había desapariciones, ni violaciones a derechos humanos, impunidad, masacres, ni desapariciones, mientras que los datos y la realidad son diametralmente opuestas”, expresó Jacobo Dayán, especialista en Derecho Penal Internacional, Justicia Transicional y Derechos Humanos.  

“El principal pendiente que tenemos como país es evitar que haya otros 350 mil muertos y otros 90 mil desaparecidos [ …] Los patrones de las violaciones a derechos humanos prácticamente persisten: la violencia se mantiene más o menos igual; la práctica de la desaparición también se mantiene y otras violaciones a derechos humanos como la tortura y las violaciones a los derechos económicos y sociales, pues no hubo grandes cambios”, comentó a su vez Daniel Vázquez Valencia, doctor en Ciencias Sociales e investigador de la Universidad Autónoma de México (UNAM). 

Juan Carlos Gutiérrez, director de la organización civil Idheas, y Daniel Vázquez coincidieron que la búsqueda de personas desaparecidas es uno de los temas en los que se han observado esfuerzos durante la actual administración, sobre todo dentro de la Secretaría de Gobernación, la cual ahora preside Adán Augusto López. No obstante, indicaron que aún hay retos por cumplir. 

 “No todo es negativo, hemos observado que hay esfuerzos: hemos tenido una interlocución muy activa con Segob; hemos logrado ver que hay convocatorias importantes para el cumplimiento de decisiones internacionales; que el subsecretario Alejandro Encinas ha tenido la capacidad de aceptar la responsabilidad en los casos internacionales, sin embargo, sí se percibe que es muy difícil avanzar en la materia por la ausencia de voluntad en los estados.”, dijo el director de Idheas. 

El 78.76 por ciento de las personas desaparecidas son hombres. Foto: Victoria Valtierra.

LAS CIFRAS DE LOS DESAPARECIDOS

En México hay al menos 91 mil 325 personas desaparecidas, de las cuales, 82 mil 572 están en calidad de desaparecidas y 8 mil 753 como no localizadas, de acuerdo con el Reporte Nacional de Personas Desaparecidas y No localizadas al corte de este 30 de agosto.  

El 78.76 por ciento de las personas desaparecidas son hombres (68 mil 271) y el 24.68 por ciento (22 mil 540) son mujeres.  

Las entidades federativas con el mayor número de casos son: Jalisco, con 13 mil 806 víctimas; Tamaulipas con 11 mil 551; Estado de México con 9 mil 817; Nuevo León con 5 mil 567 y Veracruz con 5 mil 453.  

La Red por los Derechos de la Infancia informó que desde que se tiene registro (en 1963), hasta el 27 de agosto de 2021, al menos 77 mil 706 niños, niñas y adolescentes han sido reportadas como desaparecidas o no localizadas en México. 

De éstas, 15,186 (19.54 por ciento) continúan desaparecidas o no localizadas, siendo 8 mil 355 de ellas niñas y adolescentes mujeres y 6,799 niños y adolescentes varones.   

Las mujeres, por tanto, representan el 55.01 por ciento de estos casos. Las restantes 62 mil 520 personas de 0 a 17 años fueron localizadas, aunque 1.07 por ciento de estas desapariciones (668 casos) corresponden a niñas, niños y adolescentes halladas lamentablemente sin vida. 

A ello se suma la trágica estadística que muestra que cada día, 12 niños, niñas y adolescentes han sido reportados como desaparecidos durante 2021, como parte de un patrón criminal que no ha cesado, ni durante la pandemia.

La gravedad del problema es de tal magnitud que las cifras oficiales que se registran, aumentan a medida que pasan las horas. Y en el caso de nuestro país, aunque la mayoría de los casos son localizados, una (1) de cada 100 personas son halladas sin vida. 

Del 1 de enero al 27 de agosto de 2021 se han registrado 1,114 personas de 0 a 17 años desaparecidas o no localizadas; esta cifra representa un incremento de 19.5 por ciento con respecto a las 932 personas de la misma edad reportadas durante el mismo periodo de 2020. 

En esta cifra, el Estado de México destaca por registrar uno (1) de cada de cinco casos registrados (3,324 en total). Le siguen Tamaulipas, con uno de cada 10 (1 mil 672 en total), y Jalisco con 7.2 por ciento de los casos (1 mil 074 en total). En estas tres entidades del país se concentran cuatro de cada 10 casos. 

La violencia ha tenido un gran impacto en la sociedad, particularmente en materia de desapariciones forzadas y homicidios. Foto: Victoria Valtierra, Cuartoscuro.

Además, en el país hay al menos 52 mil personas fallecidas que no han sido identificadas por las diferentes instituciones forenses, de acuerdo con el informe “La Crisis Forense en México: más de 52 mil personas fallecidas sin identificar”, del Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México (MNDM). 

Entre las personas fallecidas que no han sido identificadas, el 60 por ciento está en fosas comunes en cementerios públicos. Mientras que las autoridades no han informado dónde se encuentra el 22 por ciento de estas personas. 

El Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México señaló que estas cifras dejan ver cómo el aumento de la violencia ha tenido un gran impacto en la sociedad, particularmente en materia de desapariciones forzadas y homicidios. Al mismo tiempo que se han agravado las limitaciones de los servicios forenses, lo que ha generado una afectación innegable en los derechos de las víctimas. 

Es así como decenas de colectivos, de manera independiente y agrupados en el MNDM, exigen hoy la identificación de las personas de las que aún se desconoce su identidad y que la búsqueda en vida se convierta en un objetivo central para este Gobierno.

Además piden crear protocolos de investigación y de búsqueda necesarios, para que las Fiscalías Especiales de Desaparición y las Comisiones de Búsqueda se puedan coordinar y actuar de manera inmediata en la búsqueda de personas desaparecidas. 

Los familiares de personas desaparecidas también exigen la adecuada implementación del Protocolo Homologado para la Búsqueda de Personas Desaparecidas y No Localizadas aprobado esta semana y la debida conformación del nuevo Mecanismo Extraordinario de Identificación Forense (MEIF), creado en diciembre de 2019, a través de la colaboración irrestricta de todas las fiscalías del país, presupuesto adecuado y respeto por su autonomía técnica y de gestión.

Comentarios

comentarios