Conozca a las marroquíes que elaboran aceite de argán para la industria de la belleza

Avatar

Autor: admin publiko 15 junio, 2021


TARUDANT, Marruecos, 15 jun (Reuters) – En las áridas montañas del sur de Marruecos, las mujeres locales cosechan aceite de argán, un producto natural que han utilizado durante mucho tiempo en la cocina, pero que se ha vuelto muy apreciado por la industria de la belleza como antienvejecimiento de la piel, tratamiento y reconstituyente para el cabello.

La mayor parte del aceite de argán es producido por cooperativas locales de mujeres bereberes de habla tamazight en las ciudades de Agadir, Esauira y Tarudant, donde es común el árbol de argán, que produce pequeños frutos verdes que se asemejan a una aceituna.

Durante siglos, el aceite, uno de los más caros del mundo, se ha extraído secando la fruta de argán al sol, pelando y machacando la fruta y luego triturando y moliendo el cuesco con piedras.

El aceite se usaba tradicionalmente como saborizante e ingrediente de salsas para el pan. Su uso como ingrediente aún es común en Marruecos y ahora también se exporta como alimento.

Sin embargo, su uso como producto de belleza ha creado un aumento en la demanda del aceite por parte de las compañías internacionales de cosméticos. También significa que los grupos locales están invirtiendo en envases más atractivos.

El aceite ahora cuesta alrededor de 30 a 50 dólares el litro localmente, pero se puede vender en el mercado internacional en botellas más pequeñas de alta gama por hasta 250 dólares el litro.

En el oasis de Tiout, cerca de Tarudant (600 kilómetros al sur de Rabat), la cooperativa Taitmatine emplea a 100 mujeres para producir aceite de argán, ofreciéndoles un salario, cuidado infantil gratuito, seguro médico y cursos de alfabetización.

La cooperativa, cuyo nombre en tamazight significa “hermanas”, se creó en 2002.

Aunque las nuevas máquinas que utilizan para ayudar a procesar la fruta han ayudado a acelerar el trabajo, las mujeres todavía tienen que quitar la cáscara dura de los cuescos a mano machacando con una piedra, antes de que una máquina pueda presionar el interior de la semilla para extraer el aceite.

“Se necesitan hasta tres días de molienda para que cada mujer obtenga un litro de aceite de argán”, indicó Mina Ait Taleb, directora de la cooperativa Taitmatine.

“Trabajamos aquí, pero también nos divertimos y cantamos juntas”, dijo Zahra Haqqi en una habitación donde decenas de mujeres molían granos de argán con piedras, agregando que el trabajo la había ayudado a obtener ingresos regulares. (Reporte de Ahmed Eljechtimi y Abdelhak Belhaki, Editado en español por Janisse Huambachano)

Comentarios

comentarios