Cuatro años después se reúnen Puigdemont y Junqueras

Autor: admin publiko 7 julio, 2021


Madrid. Los dos líderes de la declaración unilateral fallida de independencia de octubre del 2017, Carles Puigdemont, entonces presidente de la Generalitat de Cataluña, y Oriol Junqueres, su vicepresidente, se reunieron de nuevo cuatro años después, ya con el segundo en libertad tras su salida de prisión gracias al indulto concedido por el gobierno español, del socialista Pedro Sánchez.

El encuentro se celebró en Waterloo, en la mansión en la que vive Puigdemont después de refugiarse en Bélgica para eludir a los tribunales españoles. Desde el gobierno español se instó a ambos dirigentes a superar el escenario del 2017 y mirar hacia el futuro.

El 27 de octubre del 2017 se llevó a cabo la sesión solemne en el Parlamento catalán y también fue el último dia que se vieron las caras Puigdemont y Junqueras, que ya mantenían desde hace un tiempo una relación tensa, al borde de la ruptura. Esa misma noche, Puigdemont decidió viajar a Bélgica en secreto, sin que ni siquiera lo supieran sus entonces consejeros ni su vicepresidente, quienes de hecho estaban citados al día siguiente a una reunión de gabinete para valorar la situación creada a raíz de la declaración unilateral.

El destino de ambos fue dispar: Junqueras fue detenido y juzgado por el Tribunal Supremo español, que lo condenó a una pena de 13 años de cárcel, que recientemente fue indultada por el Ejecutivo español. Puigdemont ha mantenido desde Bélgica una batalla judicial contra las instituciones españolas, pero desde entonces tiene muy acotados sus movimientos, limitados a un reducido número de países europeos, no ha vuelto a Cataluña y actualmente es eurodiputado.

La reunión fue breve y el único que habló sobre ella fue Junqueras, quien insistió en su voluntad de tender puentes para superar las diferencias entre los grupos separatistas catalanes. Al encuentro también acudieron la ex presidenta del Parlamento Carme Forcadell, así como los ex consejeros Raül Romeva, Dolors Bassa y Meritxell Serret.

Comentarios

comentarios