“Diez años de sacrificio a la basura”: historias de quienes perdieron casi todo por los incendios en Chubut y Río Negro

Avatar

Autor: admin publiko 11 marzo, 2021


Los incendios en Chubut y Río Negro provocaron muchos daños materiales (Infobae)

Los incendios en la zona cordillerana de las provincias de Chubut y Río Negro arrasaron y dejaron consecuencias desastrosas. Las llamas llegaron hasta zona urbana y provocaron quemaduras en personas que tuvieron que recibir asistencia médica. También afectaron a viviendas, vehículos y causaron todo tipo de daños materiales. Centenares de casas quedaron completamente en ruinas y sus propietarios tuvieron que ser reubicados entre hogares de familiares, escuelas y ONG’s. Para ellos, la pesadilla continúa y ahora tienen que reconstruir su vida con lo poco que les quedó.

Ese es el caso de Ayelén, que tiene 30 años y vive en la localidad chubutense de Lago Puelo junto con su hija Ágata, de 13. Ella se dedica a vender artesanías, su única fuente de ingresos. El siniestro en la Comarca Andina le arrebató su casa, con todas sus pertenencias, incluyendo las herramientas e insumos de trabajo con los que genera ganancias para vivir.

“En este momento se encuentran evacuadas en el gimnasio de Lago Puelo junto con muchas otras familias vecinas que también perdieron todo. La situación es tremenda, cientos de familias perdieron sus hogares, hay padres que no encuentran a sus hijos, puesteros desaparecidos”, contó a Infobae Ailén, prima de Ayelén, que para ayudarla inició una colecta de donaciones en la ciudad de Esquel (aquellos interesados en colaborar pueden acercarse al Hotel Sol del Sur, en Sarmiento y 9 de Julio, o al Gimnasio Municipal, ubicado en la avenida Alvear 2200).

Incendios en Chubut y Río Negro
Postal de los destrozos causados por las llamas

Adrián Tercic tiene 49 años y hace 15 que vive en El Bolsón, Río Negro. Trabaja como docente en una escuela primaria y, en la noche del martes, estuvo más de seis horas luchando contra el fuego para que no se le incendiara la casa. Él lo logró, pero su vecino no. “Perdió absolutamente todo”, contó a Infobae.

El fuego empezó durante la tarde del martes 9 de marzo. “Como la zona es boscosa, y los árboles estaban secos, las llamas se desparramaron a una velocidad increíble”, detalló el docente. Si bien fue testigo de otros incendios, dice, nunca uno de esta magnitud.

En el barrio Bella Vista, donde vive Tercic, hay más de 30 hectáreas de bosque y cerca de 25 casas y cabañas. Según su relato, cuando el fuego llegó lo estaban esperando para combatirlo. De jean, remera y borcegos, este docente unió fuerzas junto a uno de sus vecinos y, con una bomba de agua y una manguera de bomberos, intentaron controlar las llamas.

“Estuvimos cerca de seis horas. Usamos más de 30.000 litros de agua que nos sirvieron solamente para tres casas. Una de ellas era la de mi vecino y quedó calcinada. El fuego arrancó por el techo y, por más agua que le tiramos, no pudimos apartarlo. La mía, que en realidad es de un sobrino, pude salvarla, relató a este medio.

Consultado acerca de si esperaban ayuda de los bomberos, el hombre de 49 años dijo que el acceso al lugar era complicado. “Por la cantidad de humo que había, los aviones no podían llegar. Por eso nos quedamos. La otra opción era irnos y dejar que se consumiera todo”, explicó Tercic que en la mañana ayer pudo ver con la luz del día las secuelas del incendio.

“El lugar, que era muy bonito, está todo quemado. Los árboles parecen escarbadientes negros”, describió del otro lado del teléfono desde El Bolsón, donde la lluvia llegó para evitar nuevos focos de incendio.

Así quedó la casa de Juan Chavez en El Bolsón (Infobae)

También en El Bolsón fue afectado Juan Chavez y su familia. “A eso de las 6 o 7 de la tarde nos agarró el incendio que se esparció por todos lados. Yo estaba en mi casa con mi hija”, comenzó a relatar. El fuego avanzó con rapidez y, de repente, se encontraron rodeados por las llamas. Una vecina con su hijo se acercaron hasta su vivienda en busca de ayuda. El hombre trató de escapar con su auto pero no pudo. En medio de la desesperación, se les ocurrió resguardarse en cualquier lugar: “Nadie nos iba a ayudar, así que nos metimos adentro de una pileta, nos tapamos con una chapa y ahí aguantamos”.

“Se salvaron de milagro”, dijo con alivio Teresa, hermana de Juan. Y contó a este medio: “Desde que vive ahí, hubo muchos incendios cerca, pero lo de ayer fue una locura realmente. Más de seis pueblos sin tener cómo evacuar. No había ayuda de parte de nadie. Empezó a las 4 de la tarde el foco de incendio más cercano al pueblo y hasta la noche que llovió, no paró de expandirse”.

Teresa, que vive en Córdoba, también está recolectando donaciones y dejó su número de celular (3515118427) para quienes deseen colaborar con su hermano. “Si alguien quiere hacer una transferencia en efectivo, me pueden contactar. Todo lo que sean donaciones materiales únicamente tiene que ser en Córdoba”.

“Se prendió fuego mi auto, mi casa, todas mis cosas. Perdí todo. Diez años de sacrificio, todo hecho a puro pulmón, a la basura. Así como me pasó a mí le pasó a mucha gente”, lamentó Juan, que no tiene dudas: “Esto fue todo organizado, algunos son capaces de destruir la vida de un montón de gente solo por hacer negocios”.

En la misma línea se expresó Ailén: “Este es uno de los atentados ambientales más grandes de la historia de nuestro país. Seis focos de incendio aparecieron al mismo tiempo en seis localidades distintas, todas en zona de extracción minera. Nuestra vida no vale nada, nos quemaron todo y ahora también nos quieren envenenar el agua con cianuro de extracción minera”.

La mujer repasó que “durante 2020 y 2021, los vecinos de toda la provincia salieron a marchar todos los meses para evitar el avance minero, que cada vez está más cerca” y, en ese contexto, protestó por “la ausencia del Estado Nacional frente al reclamo de la población”.

Ayer, el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, anunció que presentará una denuncia penal para que se investiguen “los incendios intencionales”.

Gaspar Benegas
La foto que compartió en redes Gaspar Benegas

Entre las voces críticas aparece también la del músico Gaspar Benegas, guitarrista de Los fundamentalistas del aire acondicionado, la banda de acompañamiento del cantante Indio Solari. “Se quemó la casa de mi hermana y así está la mía. Siguen la de mi hermano y la de mi madre. Centenas de amigos se quedaron sin casa. ¿Quién prende los fuegos en El Bolsón? Como siempre, solo la lluvia puede salvarnos. El Estado… bien gracias”, se quejó en Twitter.

Igual de dramático fue lo que le sucedió a Anahí Carter y su familia. Ellos tuvieron que autoevacuarse de su chacra en la localidad chubutense de Las Golondrinas, en el Departamento Cushamen. Allí habían ocho casas. “Dos eran de mi abuelo, en una el tenía sus cosas y en la otra se estaban quedando sus cuñados y las tres hijas. Una era de mi mamá y otra era de la pareja de mi abuelo, donde vivían ella y su hijo”, detalló la joven estudiante de 20 años.

“Mi primo de 29 años, su esposa –los dos son artesanos– y su nena que está por cumplir 3, estaban construyendo hace muchísimo tiempo. Vivían de prestado en una de las casas mientras se construían la suya”, continuó Anahí y señaló que otra propiedad le pertenecía a una tía y que estaba alquilada: “Los inquilinos se fueron lo más rápido posible”. La vivienda restante “era de un tío y también estaba toda equipada. Él justo no estaba viviendo ahí, sacó un pasaje de avión para venir y cuando llegó ya no había nada”.

“Se quemaron los arboles frutales que sembró mi abuelo, un ciprés de más de 100 años. Se quemaron las gallinas y algunos patos. Todavía estamos buscando a dos gatitas”, repasó.

Incendios en Chubut y Río Negro
“Esto es lo que sobrevivió al fuego y cuatro tazas”, dijo Anahí

Anahí coincidió con que se trató de un hecho intencional: “Esto es cosa de todos los veranos, ahora fue el peor para mi porque hay más de 200 familias que se quedaron sin hogar. El Gobierno tiene que fijarse en los intereses de la gente. El pueblo patagónico quiere cuidar sus bosques y sus casas, todo lo contrario a lo que nos ofrece la mega minería”.

Ahora se distribuyeron en casas de familiares y amigos que se ofrecieron para recibirlos temporalmente. “Estamos todos desparramados pero sanos, haciendo tiempo mientras nos fijamos si es posible volver a construir y plantar en nuestro terreno. Mi mamá está hace horas acordándose de todo lo que perdió, sin ganas de volver a comprarse muchas de las cosas por el miedo a perderlas de nuevo”, reveló Anahí con una mezcla de tristeza e impotencia.

“Mi abuelo tiene 81 años y vive en ese terreno desde hace 47. Ahí hizo la instalación del agua, construyó todo. ¿Cómo le explicó ahora que perdió todo por culpa de un incendio intencional? El Gobierno tiene que hacer algo, es muy injusto”, finalizó la joven.

Patagonia en llamas
Desde la Asociación Civil Germinar iniciaron una campaña para recaudar fondos. El 100% de lo que junten será transferido a los Bomberos Voluntarios y Organizaciones de la Sociedad Civil que se encuentran colaborando en la Patagonia.

Con el objetivo de ayudar a apagar los incendios que sofocan a la Comarca Andina en los alrededores de El Bolsón, desde la Asociación Civil Germinar iniciaron una campaña para recaudar fondos (los montos van desde $ 5000, $ 3000 $ 1000 y $500).

El 100% de lo que junten será transferido a los Bomberos Voluntarios y Organizaciones de la Sociedad Civil que se encuentran colaborando en territorio. Además, destinarán fondos para la compra de herramientas e insumos, artículos de higiene personal y para la vivienda, alimentos no perecederos y artículos de protección personal para destinar a aquellas familias que lo perdieron todo.

SEGUIR LEYENDO:

Preocupación por nuevos incendios forestales en Río Negro y Chubut: las llamas llegaron a la zona urbana

Incendios en Chubut: hay 12 personas desaparecidas y se quemaron 200 viviendas

Comentarios

comentarios