Entierran en Creta al compositor griego Mikis Theodorakis

Autor: admin publiko 9 septiembre, 2021


La Canea. El compositor Mikis Theodorakis, fallecido el 2 de septiembre a la edad de 96 años, fue enterrado este jueves en Creta, donde miles de personas se dieron cita para rendir homenaje al “gran embajador” de Grecia, según palabras del primer ministro de ese país.

Su ataúd fue expuesto durante toda la mañana en la catedral de La Canea, en el noroeste de la isla del Mediterráneo, y un flujo constante de cretenses se acercó para despedirlo.

“Creta acoge hoy el último viaje del gran embajador de Grecia”, declaró el primer ministro Kyriakos Mitsotakis. “Le decimos adiós como lo merece, al último gran griego del siglo XX”, agregó a los medios, antes del entierro en el cementerio de Galatas.

Una ceremonia en presencia de la familia, del presidente de la República Ekaterini Sakellaropoulou, del primer ministro y del líder de la oposición Alexis Tsipras, se llevó a cabo en la iglesia Aghios Nikolaos de Galatas, antes de que el cortejo fúnebre se dirigiera al cementerio familiar bajo los cantos y aplausos.

El ataúd de Mikis Theodorakis llegó a Creta el jueves por la mañana en barco desde Atenas, donde había sido expuesto durante tres días en la catedral de la capital griega.

Nacido el 29 de julio de 1925 en Quíos, en el Egeo, en una familia de origen cretense, Mikis Theodorakis, célebre por la música de Zorba el griego, participó de muy joven en la resistencia contra los nazis y con el correr de los años se convirtió en una suerte de monumento nacional en Grecia.

Activo con los comunistas durante el conflicto civil que estalló en Grecia tras la Segunda Guerra Mundial, fue deportado a la isla prisión de Makrónisos, donde fue torturado. Luego de esto partió a París para estudiar en el conservatorio.

De regreso a Atenas, se vinculó con Grigoris Lambrakis, diputado del partido de izquierda EDA, asesinado en noviembre de 1963 en Tesalónica por la extrema derecha con la complicidad del aparato del Estado. El filme Z de Costa Gavras está precisamente dedicado a este caso.

Theodorakis fue detenido desde el inicio de la dictadura de los coroneles, que comenzó el 21 de abril de 1967.

Amnistiado un año más tarde, lideró un movimiento clandestino y fue colocado bajo arresto domiciliario. Su popularidad no dejó de crecer y, para intentar silenciarlo, los coroneles lo volvieron a encarcelar y prohibieron su obra.

Se convirtió en símbolo de la resistencia a la dictadura y la junta se vio obligada finalmente a dejarlo partir, a París, ante la presión de la comunidad internacional.

Cuando cayó la dictadura en 1974, una multitud lo recibió el 24 de julio en el aeropuerto de Atenas coreando su nombre.

Durante la crisis financiera que afectó hace unos años a Grecia, se manifestó contras las medidas de austeridad impuestas por los acreedores del país (Banco Central Europeo, Unión Europea y Fondo Monetario Internacional).

Comentarios

comentarios