Exigen manifestantes libertad de 91 normalistas de Mactumactzá

Autor: admin publiko 22 mayo, 2021


San Cristóbal de Las Casas. Estudiantes normalistas, padres de familia e integrantes de organizaciones sociales, realizaron un acto de protesta frente a la Fiscalía General del Estado (FGE) de Chiapas, una campaña de difusión en diversos puntos de la capital y bloquearon la carretera San Cristóbal-Ocosingo-Palenque para existir la liberación “incondicional” de 91 alumnos de la Escuela Normal Rural Mactumactzá y dos personas más, detenidos el martes 18.

Con una manta en la que se leía: “Si no hay libertad no habrá elecciones”, los manifestantes se apostaron esta tarde frente a las instalaciones de la dependencia, ubicadas en el norte de la capital del estado.

“Esos jóvenes presos (entre ellos 74 mujeres) sólo sueñan en prepararse y tener una sociedad mejor, pero eso en nuestro país eso es un delito”, dijo un padre de familia que tomó la palabra.

“Nuestros hijos no son delincuentes, fueron detenidos sólo por pedir que las cosas se hagan de la mejor manera”, agregó, al tiempo de señalar que “si no nos solucionan inmediatamente nuestras peticiones, esto se va a poner peor”.

Como parte de las acciones para demandar la ex carcelación de los normalistas, estudiantes de la Mactumactzá convocaron este sábado a una campa de difusión en seis puntos de la capital del estado y en los municipios vecinos de San Fernando, Chiapa de Corzo y Brriozábal.

Por la tarde, unos 300 manifestantes, entre ellos alumnos de la normal de Ayotzinapa, se concentraron frente a las instalaciones del FGE. “Estamos cansados de las atrocidades que se hacen en contra de nuestros compañeros”, expresó un normalista que tomó la palabra, al insistir en que sea liberados los detenidos.

Un estudiante guerrerense aseguró que “Ayotzinapa estará hasta en Chiapas hasta que nuestros compañeros salgan de libertad, pues no queremos que pase lo que pasó con nuestros 43 compañeros (desaparecidos el 26 de septiembr4e de 2014), que no sabemos dónde están”

Otro alumno expresó que “nuestro único delito es ser estudiantes y levantar la voz. Seguiremos en la lucha y con las movilizaciones porque queremos ver libres nuestros compañeros”.

Al mismo tiempo, alrededor de cien personas, entre padres de familia, maestros y estudiantes de las escuelas normales, bloquearon este sábado durante seis horas la carretera San Cristóbal-Ocosingo-Palenque, para exigir la liberación de los detenidos.

“El pueblo de Oxchuc, le concede al gobierno 24 horas para que deje en libertad a los estudiantes; de lo contrario, se tomarán otras acciones para lograr su liberación”, dijeron en un comunicado.

Los inconformes, que también exigieron la liberación de dos indígenas desplazados del municipio de Chenalhó que se solidarizaron con los normalistas, cerraron el paso a los vehículos al as 9 horas, a la altura de la entrada a la cabecera municipal, situada a 50 kilómetros de esta ciudad y se retiraron a las 15 horas.

Agregaron que los estudiantes, fueron capturados cuando realizaban una protesta en la caseta de peaje de la carretera que comunica a esta ciudad con la capital del estado, “por la omisión del Estado de dar cumplimiento (a acuerdos tomados en) diversas mesas de trabajo que han realizado”, entre las partes.

“En protesta por el incumplimiento a sus demandas, optaron por hacer una protesta en la caseta de cobro, pero el 18 de mayo la policía estatal los detuvo de manera arbitraria”, manifestaron.

Policías estatales detuvieron el 18 de mayo a 91 normalistas y cuatro desplazados de Chenalhó que se solidarizaron con su lucha -dos de ellos menores de edad, liberados el jueves-, al ser desalojados de la caseta de cobro de la carretera de cuota que comunica a San Cristóbal con la capital del estado.

Los normalistas, presos en el penal de El Amate, acusados de los delitos de motín, pandillerismo, robo con violencia, atentados contra la paz y la integridad corporal y patrimonial de la colectividad y del estado y daños, exigían que el examen de admisión se realice de manera presencial y no en línea como pretenden las autoridades educativas.

Desde hace algún tiempo, en la caseta de cobro fue colocada una manta con la leyenda: “Invadir las casetas de cobro e interrumpir los servicios de la autopista constituye un delito”.

Comentarios

comentarios