Hidalgo intenta declarar “patrimonio cultural” el asesinato de aves por diversión

Autor: admin publiko 29 julio, 2021


El Gobierno de Hidalgo vetó la declaración de patrimonio cultural a las reuniones de aficionados entorno a gallos peleando hasta la muerte, pese a la presión de los galleros que alegan la fuente de empleos.

Ciudad de México, 29 de julio (SinEmbargo).– Las peleas de gallos, en las que criadores colocan navajas en sus patas y los enfrentan hasta la muerte, fueron aprobadas por el Congreso de Hidalgo como patrimonio cultural inmaterial del estado, pero el Gobierno estatal vetó la declaración en vez de publicarla.

“Lo que implicaba al declararlas patrimonio cultural del estado es que les iban a dar dinero y las iban a blindar como un bien cultural”, dijo en entrevista Antonio Franyuti, director de Animal Heroes, organización que junto con el apoyo de Red Pro Animal y la presidenta de la Comisión de Medio Ambiente del Congreso, María Luisa Pérez, lograron el veto.

Las galleras son sitios considerados tradicionales en el que aficionados se han reunido y apostado en el país al menos desde finales de 1700, de acuerdo con la Comisión Mexicana de Promoción Gallística. Los líderes revolucionarios Emiliano Zapata y Francisco Villa eran aficionados.

Actualmente algunas peleas se realizan en palenques y plazas de ferias o conciertos. En redes sociales se observa una parte del negocio. Abundan videos de peleas, venta de gallos de pelea, espuelas y productos alimenticios para cuidarlos previo al encuentro. En Zacatecas y Aguascalientes esta práctica se considera patrimonio cultural por ser “tradición, cultura y fuentes de trabajo”.

“Comprendemos que es parte de una tradición que se ha venido haciendo desde hace mucho tiempo, pero la sociedad busca el respeto hacia los animales y ya no se puede generar trabajo a base del maltrato animal”, aseguró Franyuti.

Criadores en una pelea de gallos en un palenque de la feria de Tlaxcala. Foto: Cuartoscuro.

El 30 de junio, por iniciativa del Diputado de Morena Rafael Garnica, el Congreso de Hidalgo aprobó con 20 votos a favor y cuatro en contra la declaración de las peleas de gallos como patrimonio cultural inmaterial de Hidalgo. Pero el 13 de julio la organización Animal Heroes pidió vetarla al Gobernador Omar Fayad, quien desde el 2017 se comprometió contra el maltrato animal.

Este miércoles el Ejecutivo vetó la declaración al regresar con observaciones la iniciativa al Congreso local en vez de publicarla. La Diputada María Luisa Pérez, que votó en contra de la declaratoria, explicó vía telefónica que con ello empezó la segunda fase del proceso legislativo en la que se prevé que no se apruebe de nuevo la declaratoria de patrimonio cultural.

“De acuerdo con las observaciones del Ejecutivo, y con lo que yo misma en algún momento puse sobre la mesa, no hay competencia del Congreso del Estado para realizar la declaratoria con base en la Ley. Por el otro lado, ya ha habido pronunciamiento de la Suprema Corte de Justicia [en contra por suponer sufrimiento innecesario de los animales]”, dijo.

Miembros de la Comisión Mexicana de Promoción Gallística y la Sección Nacional de Criadores de Aves de Combate se manifestaron en contra en el Palacio de Gobierno en Pachuca. El dirigente Efraín Rábago enfatizó la importancia de la gallística en la creación de empleos y aseguró que la lucha seguirá hasta que el Gobierno local publique la declaratoria.

“Decirle a los diputados que votaron en contra que se unan a su pueblo y voten por el bienestar de las miles de fuentes de empleo y familias que hay alrededor de la gallística”, declaró respecto a la necesidad de más de 20 votos en este segundo proceso legislativo.

CAMINO A LA PROHIBICIÓN

En Veracruz y Quintana Roo las peleas de gallos están prohibidas, por lo que Animal Heroes está en diálogo para impulsar una iniciativa de reforma al artículo 65 de la Ley de Protección y Trato Digno para los Animales del estado que aún las permite con ciertas condiciones. En octubre de 2019 se presentó una primera propuesta legislativa, pero la asociación Biofutura la consideró incompleta por omitir la tauromaquia y charreadas.

“Queda expresamente prohibido realizar peleas de animales ya sea como espectáculo público o privado, con excepción de las corridas de toros, novillos, charreadas, peleas de gallos y similares, siempre y cuando cuenten con los permisos correspondientes para su realización […] Estas últimas no deberán ser presenciadas por menores de edad sin la compañía de un adulto, asimismo se deberá mencionar mediante avisos, sobre el impacto psicológico y la influencia nociva que tiene el maltrato a los animales en los menores”, dice el artículo a reformar.

La Diputada local María Luisa Pérez aseguró que el periodo de la 64 Legislatura concluye este viernes 30 de julio, por lo que la presentación de la iniciativa –impulsada por Animal Heroes– queda como pendiente para la 65 Legislatura en la que ella ya no estará.

Dos gallos se enfrentan en una gallera de Texcoco, Estado de México. Foto: Cuartoscuro.

Ante la prohibición de las peleas de gallos en Veracruz en 2016, la Comisión Mexicana de Promoción Gallística y la Sección Nacional de Criadores de Aves de Combate presentaron el amparo 163/2018 alegando que vulneraba el derecho a la cultura, el derecho a la propiedad, la libertad de trabajo y el derecho a la igualdad y no discriminación. Ante las presiones, el Congreso dio marcha atrás en 2017, pero el Gobierno local lo vetó.

Después, el 31 de octubre de 2018 la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) rechazó el amparo de los galleros al argumentar que “ninguna práctica que suponga el maltrato y el sufrimiento innecesario de los animales puede considerarse una expresión cultural amparada por la Constitución”.

Hace un mes el Diputado local panista Rodrigo García Escalante presentó una iniciativa para volver a permitirlas bajo el argumento de que generan ingresos económicos millonarios por la cría de gallos y los eventos entorno a las peleas.

Un gallero en Michoacán. Foto: Cuartoscuro.

En junio de 2019, el Congreso de Quintana Roo avaló la nueva Ley de Protección y Bienestar Animal del Estado, la cual incorporó las propuestas hechas por la sociedad civil con las que se regula la tenencia de animales domésticos, se procura la protección animal y se prohíbe los actos que impliquen sufrimiento o daño como las corridas de toros y peleas de gallos.

El director de Animal Heroes, Antonio Franyuti, pidió al resto de legisladores de congresos estatales rechazar cualquier tipo de violencia hacia los gallos.

“Cada vez hay más estados que presentan iniciativas contra el maltrato animal y es viable prohibir las peleas de gallos, ya que así ha sucedido con los circos con animales y las corridas de toros”, expuso.

Comentarios

comentarios