La alianza está “años luz” para ser oposición de Morena: Madero

Avatar

Autor: admin publiko 9 junio, 2021


El panista Gustavo Madero reconoció que la oposición en México está “a años luz” de ser una opción alternativa a Morena, el partido en el poder

Ciudad de México, 9 de junio (SinEmbargo).– El panista Gustavo Madero Muñoz afirmó esta tarde, “con dolor y una incomodidad fuerte”, que la alianza conformada por el Partido Acción Nacional (PAN), el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD) fracasó en la elección del pasado domingo y está a años luz de ser una oposición fuerte contra Morena. Aunque me encantaría que hubiera ganado, no estoy de acuerdo con las declaraciones triunfalistas que han dado los líderes nacionales de esos institutos políticos, porque son mentira, afirmó.

Madero Muñoz, quien actualmente es Senador de la República, escribió ayer un artículo en El Heraldo de Chihuahua que se viralizó en las redes sociales y que ha generado polémica entre los integrantes de la alianza Va por México, especialmente entre los panistas. En ese texto, Madero planteó: “Aunque nos duela reconocerlo, Morena y sus aliados seguirán aprobando el presupuesto, todas las iniciativas y cambios legales que quieran, con sus propios votos (igual que ahora); y podrán modificar la constitución y los nombramientos si convencen a unos cuantos legisladores del PRI o MC (igual que ahora)”.

“Lo que no nos atrevemos a reconocer es que Morena y sus aliados mantienen la mayoría de las curules en la Cámara de Diputados, en el Senado y en las legislaturas locales. La alianza PAN+PRI+PRD sólo logró quitarle 34 de los 218 distritos que obtuvo Morena en 2018. Nuestro objetivo real: ‘Crear una nueva mayoría opositora’, no se logró. Morena sigue siendo mayoría y el partido con mayores preferencias a nivel nacional”, destacó quien fuera presidente nacional del PAN del 4 de diciembre de 2010 al 21 de agosto de 2015.

Entrevistado en el programa “Los Periodistas”, que conducen Álvaro Delgado Gómez y Alejandro Páez Varela en SinEmbargo Al Aire, por YouTube, el político de Chihuahua, nacido el 16 de diciembre de 1955, reflexionó sobre lo que ocurrió en la elección del 6 de junio y fue claro y tajante en su autocrítica.

“¿Qué pasó este domingo? Yo estoy convencido de que el proyecto que intentamos no triunfó: fracasó. Porque el proyecto que yo quería era construir una mayoría opositora, y esa mayoría opositora no se logró ni de lejos. Se cambió la oferta para, al final del día, quitarle la mayoría calificada [a Morena], y ese es un engaño porque no es cierto: era el miedo, el miedo era que siguiera creciendo y lograra una mayoría calificada, pero hace tres años Morena y Andrés Manuel [López Obrador] no tuvieron la mayoría calificada, la construyeron después. Ahora no obtuvieron la mayoría calificada y la pueden construir después. El camino sigue abierto, es el mismo

“Entonces lo que estamos diciendo que es un triunfo no se sostiene, no es cierto, no hay un análisis objetivo. Incluso algunos decían: ’nombre, estos de Morena ya están bien fregados porque hace tres años tuvieron 30 millones de votos y ahora sólo tuvieron 22’. Pues tampoco es cierto. Los 30 millones los obtuvo Andrés Manuel para la Presidencia de la República, no los diputados de Juntos Haremos Historia, que obtuvieron como 6 millones menos de votos en aquella elección de 2018, y Andrés Manuel tuvo 53 y Juntos Haremos Historia no llegó a 43 millones. Entonces a lo que voy es: si vamos a comparar peras con peras hay que ser honestos: En todas las intermedias, el partido en el Gobierno –desde Zedillo a la fecha–, han perdido entre 40 y 60 diputados, que son los que perdió Morena, as usual [como siempre].

“Hicimos todo y discutí con ustedes de si era bueno o malo hacer la alianza, y dije: es un acto de desesperación porque la gente está asustada. Pero en realidad obtuvimos los resultados de todas las intermedias de cualquier Presidente de la República desde Fox, Calderón, Peña y ahora el propio Andrés Manuel. Vi una portada de Reforma donde los sacaba a todos y ponía cuánto venían perdiendo cada uno, y la pregunta era: ¿cuántos va a perder Morena? Pues igual, perdió 34 distritos ahora. La diferencia respecto a hace cuatro años son 34 distritos: ese es el gran logro. Pues se me hizo muy poco el logro para tanto esfuerzo.

“Y lo grave no sólo está en no reconocerlo, sino lo lejos que estamos de ser una opción alternativa a Morena. Estamos a años luz. Y me dicen: ‘oye, güey, pues no hables tan mal de la oposición, habla mal de Morena’. Pues no, yo no quiero eso, yo no quiero engañarme a mí mismo. No tenemos hoy la confianza, la credibilidad de los mexicanos a nivel nacional. Si tuvimos triunfos fuertísimos y muy fregones en la Ciudad de México, en el Estado de México, en Chihuahua, en Querétaro, en Aguascalientes, etcétera. Pero tuvimos derrotas estrepitosas, nos quitaron dos de los cuatro gobiernos que estaban disputándose del PAN, el PRI perdió los ocho: Pero el PAN estaba para crecer, no para defender y perder poquito, que es lo que hicimos. Entonces, yo digo que necesitamos hacer un fine tunnig [ajuste fino], porque ahorita el ánimo lo traigo gacho, estoy con un ánimo preocupado porque no encuentro la sintonía con la gente de mi partido; la gente de mi partido como quiere cambiarle al canal o cerrar los oídos, los ojos y la boca, como los changuitos esos. Y yo siento que ese no es el camino: el camino es tratar de abrir la herida, sacar la pus, limpiarla, ponerle alcohol y que arda poquito y comenzar a suturar para ponernos fuertes otra vez para lo que viene. Eso es lo que creo”, expuso Madero Muñoz, quien fue líder de la bancada del PAN en el Senado de la República de 2008 a 2010.

–Eso es justamente, Senador Gustavo Madero, lo que también debe plantearse. A usted ya le tocó, como presidente nacional del PAN, una derrota dolorosísima en 2012 y, por supuesto, le criticaron a usted con una dureza terrible. Ahora, ¿qué es lo que debe replantear el PAN? ¿Usted considera que fue útil esa alianza con el PRI y con el PRD, después de que el PRI estaba prácticamente en la lona y el PAN podría haber capitalizado el ánimo anti López Obrador de una manera mucho más eficaz y no aliarse con quien cargaba una cauda de desprestigio después de un Gobierno como el de Enrique Peña Nieto? Y le pregunto también, muy concretamente: ¿debe haber una renovación inmediata en el Partido Acción Nacional? –le inquirió Delgado Gómez.

Los líderes nacionales Alejandro Moreno del PRI, Jesús Zambrano del PRD y Marko Cortés del PAN hablaron el 8 de junio sobre sus triunfos en las alcaldías de la Ciudad y los estados. Foto: Andrea Murcia, Cuartoscuro.

–Sí, los estatutos marcan que después de una elección constitucional se renueva la dirigencia nacional y también en los estados donde hubo una elección constitucional debe haber elecciones en los 15 comités directivos estatales. Y eso va a suceder, el chiste es si es un ejercicio autocrítico y constructivo, o simplemente son defensas de posiciones y de plazas y de intereses, y entonces volvemos a repetir la historia. Ojalá y sea lo primero –respondió el panista.

“No vamos a saber si nos hubiera ido mejor si el PAN hubiera ido solo. En teoría, siendo congruente con lo que dije al principio, Andrés Manuel iba a perder 40 o 50 escaños en cualquier hipótesis, no perdió más y el chiste es que hubiera perdido más. Yo aspiraba a que sucediera un poco lo que sucedió en Estados Unidos; yo comparo mucho a Andrés Manuel con Trump, y Trump en la intermedia pierde la mayoría, y cuando pierde la mayoría desde ahí está ya el rebalance para construir un proyecto distinto para la elección presidencial. Al perder la mayoría, Trump tenía que sentarse con Nancy Pelosi, del otro partido que odiaba, y se sentaban a negociar el presupuesto. Y ahora en México eso no va a pasar, porque no hay necesidad: Andrés Manuel y Morena va a poder sacar solitos el presupuesto con sus votos.

“Entonces, creo que tenemos un tema, un problema, una oportunidad. Quiero ver esto en términos positivos, no queriendo hacer esto para hacer escarnio de alguien, no estoy buscando la dirigencia del partido, no quiero atacar a Marko Cortés; quiero hacerlo como un análisis más profundo, menos personalizado”, añadió el legislador, quien del 4 de octubre de 2016 a 2018 fue Coordinador Ejecutivo del Gabinete de Javier Corral Jurado, actual Gobernador de Chihuahua.

–Senador, usted tiene su diagnóstico y otros tienen el suyo, pero hay como una especie de euforia por la alianza que se logró, que visto desde acá es como que los nubla. Incluso a la prensa: vi a cierta prensa como contenta porque se habían ganado tres diputados más y las principales eran “Arrasó la alianza”, y luego los números han venido diciendo otra cosa. “Alito” ayer celebró: “tenemos logros muy importantes”, dijo, “por ejemplo en Chiapas, donde los hermanos tzotziles regresaron al carril”. No, ganaron un distrito. Ahora le pregunto a quien ha sido presidente nacional de ese partido, a quien ha dirigido al partido, de cara a lo que viene, ¿usted aconseja o desaconseja mantener esta alianza, de la que a lo mejor el mayor beneficiario fue el PRD, un partido que iba a desaparecer? –le preguntó Páez Varela.

–Ha quien dice que iba a desaparecer en el año 2000 y el PAN le dio respiración artificial, hay quien dice que el PRI iba a desaparecer en el 2018 y el PAN le dio transfusión de sangre. Eso es triste, pero hoy el PAN solo está postrado, no tiene elementos aún. Tendría que reconstruirse, reconstituirse, empezando con una propuesta valiente, de una autocrítica, de cómo volvernos a acercar y representar a los ciudadanos y ser un proyecto social, un PAN social. El PAN social se perdió, el PAN con vocación de servicio a los demás en la construcción de México, el PAN humanista, no lo veo, no lo veo –expuso el político de Chihuahua.

“Entonces, el riesgo que temo es que nos desdibujemos más, cuando lo que se necesita es construir una identidad muy clara. Y la mejor manera de salir adelante es encontrar tu identidad y sobre esa identidad construir una propuesta que entusiasme. Yo le apuesto a ese PAN democrático y no al clientelar, que controla a quien afilia y a quien no afilia, a quien controla la dirigencia. El PAN era democrático, el PAN iba a buscar ciudadanos allá afuera para pedirles que a través de nuestro partido lograran cambiar un Gobierno. Ese era el PAN. Ahora parece que ya nos engolosinamos y decimos: ‘pérame, como ya hay posibilidad de ganar aquí entre nosotros nos jugamos el poder y la silla’. Y ahí es donde nos estamos perdiendo, cuando ya el PAN se vuelve una agencia de colocación y desde ahí empezamos a confiarnos. Entonces, es una reflexión profunda y vamos a ver de qué estamos hechos los panistas”, concluyó Madero Muñoz, quien también fue precandidato del PAN a la gubernatura de Chihuahua para las elecciones de 2021, y perdió en la elección interna de su partido contra María Eugenia Campos Galván, quien el domingo pasado ganó la elección y se convertirá en la próxima Gobernadora de la entidad.

Comentarios

comentarios