La economía japonesa regresa a la contracción con el impacto del virus en el gasto

Avatar

Autor: admin publiko 18 mayo, 2021


FOTO DE ARCHIVO: Peatones con mascarillas en una calle comercial de Tokio, Japón, el 7 de enero de 2021. REUTERS/Kim Kyung-Hoon
FOTO DE ARCHIVO: Peatones con mascarillas en una calle comercial de Tokio, Japón, el 7 de enero de 2021. REUTERS/Kim Kyung-Hoon (Kim Kyung Hoon/)

Por Leika Kihara y Tetsushi Kajimoto

TOKIO, 18 may (Reuters) – La economía japonesa se contrajo más de lo previsto en el primer trimestre, ya que la lentitud en el despliegue de las vacunas y los nuevos contagios por COVID-19 afectaron al gasto en artículos como la comida fuera de casa y la ropa, lo que hace temer que el país se retrase con respecto a otros que están saliendo de la pandemia.

El gasto de capital también se redujo inesperadamente y el crecimiento de las exportaciones se desaceleró bruscamente, una señal de que la tercera economía del mundo está viéndose con dificultades para conseguir fuerzas que la saquen del estancamiento.

La lectura pesimista y la prolongación del estado de emergencia han aumentado el riesgo de que Japón vuelva a contraerse en el trimestre en curso y se deslice de nuevo hacia la recesión, definida como dos trimestres seguidos de contracción, dijeron algunos analistas.

“La escasez de semiconductores a nivel mundial ha provocado una marcada desaceleración de las exportaciones, lo que también ha supuesto un lastre para el gasto de capital”, afirmó Yoshimasa Maruyama, economista jefe de mercado de SMBC Nikko Securities.

“El consumo seguirá probablemente estancado, lo que aumenta los riesgos de una contracción económica en el trimestre actual”.

La economía japonesa se contrajo un 5,1% en el primer trimestre con respecto a hace un año, más que la contracción del 4,6% prevista y tras un aumento del 11,6% en el trimestre anterior, según mostraron el martes los datos del Gobierno nipón.

El descenso se debió principalmente a una caída del 1,4% en el consumo privado, ya que las restricciones impuestas por el estado de emergencia para combatir la pandemia afectaron al gasto en ropa y restaurantes.

Pero la contracción, mayor de lo previsto, también reflejó una sorprendente caída del 1,4% en los gastos de capital, que contrarió las expectativas del mercado de un aumento del 1,1%, ya que las empresas redujeron el gasto en equipos para maquinaria y automóviles.

Aunque las exportaciones crecieron un 2,3% gracias al repunte de la demanda mundial de automóviles y productos electrónicos, el ritmo de aumento se redujo drásticamente con respecto al aumento del 11,7% del trimestre anterior, una señal preocupante para una economía que sigue tambaleándose por la debilidad de la demanda interna.

La demanda interna restó un 1,1% al producto interior bruto (PIB) de Japón, mientras que las exportaciones netas restaron 0,2 puntos, según los datos.

“El hecho de que la demanda interna sea débil muestra que los efectos adversos del coronavirus no se han disipado en absoluto”, dijo Takeshi Minami, economista jefe del Instituto de Investigación Norinchukin.

A pesar de unos estímulos monetarios y fiscales masivos , la economía japonesa se desplomó un 4,6% en el año fiscal que terminó en marzo, según los datos.

“Sin duda se inyectarán estímulos fiscales sobre este problema para suavizar el golpe, aunque después de tanto es difícil esperar que esto tenga más que un efecto marginal”, escribieron los analistas de ING en una nota de investigación, añadiendo que esperan que la economía se contraiga de nuevo en el trimestre actual.

“Y el Banco de Japón parece haberse quedado sin ideas frescas de políticas de estímulo en la actualidad, por lo que no prevemos nada nuevo por su parte, aparte de la ampliación de las medidas existentes”.

El ministro de Economía japonés, Yasutoshi Nishimura, achacó la débil lectura del PIB principalmente a los frenos para combatir la pandemia, y añadió que la economía aún tiene  “potencial” para recuperarse.

“Es cierto que el gasto en servicios seguirá probablemente bajo presión en abril-junio. Pero las exportaciones y la producción se beneficiarán de la recuperación del crecimiento en el extranjero”, dijo a los medios de comunicación.

La economía japonesa se expandió durante dos trimestres consecutivos tras su peor caída de la posguerra en abril-junio del año pasado debido al impacto inicial de la pandemia.

La recuperación, impulsada por las exportaciones, se estancó cuando el consumo se vio afectado por un pico de nuevas cepas del virus que obligó al Gobierno a reimponer las restricciones a sólo 10 semanas de los Juegos Olímpicos de Tokio.

(Información de Leika Kihara y Tetsushi Kajimoto; Información adicional de Daniel Leussink; Edición de Sam Holmes; Traducido por Darío Fernández)

Comentarios

comentarios