La maestra Delfina: segunda en el orden

Avatar

Autor: admin publiko 17 febrero, 2021


Este es un sexenio beisbolero. Esteban Moctezuma Barragán no llegó a la segunda base; el 15 de febrero, Delfina Gómez Álvarez, la maestra Delfina, entró como segunda en el orden al bate. El 30 de noviembre de 2024 veremos si alcanzó a llegar al home.

El presidente López Obrador sancionó el relevo en la mañanera del lunes. No mostró emoción, nada más expresó “queremos que se sepa este cambio”. Al parecer, dio órdenes con señas. Esteban Moctezuma y la maestra Delfina fueron explícitos; el primero se despidió con su divisa: “el artículo tercero constitucional y sus nuevas leyes secundarias son el faro que guía a la educación nacional: una educación con equidad, de excelencia, inclusiva e integral”.

El boletín de prensa 31 de la Secretaría de Educación Pública ofrece pistas de que habrá un cambio significativo en la retórica. La maestra Delfina puso por delante voces vindicativas: “este año se cumple el centenario de la SEP, en la que han pasado grandes figuras, pero también se ha presenciado la burocratización de la institución, se ha visto cómo perdía su alma y su esencia”.

Igual: “…muchos maestros vivieron o fueron testigos de abusos, de simulaciones, desvíos y de negligencia, en suma, de la corrupción de la noble secretaría; se pasó de figuras notables y verdaderos idealistas a simples burócratas, administradores de una institución sin alma, automatizada y utilizada. No se deben olvidar los abusos de la época neoliberal sobre el Sistema Educativo Nacional, porque ello servirá de referencia para todo aquello que no se debe de repetir”.

No se documentó bien sobre la historia de la institución que comandará: “… sorprende que sea la primera vez en 100 años que el encargado de esta secretaría tenga su origen en la Educación Básica”. José Ángel Ceniceros y José Ángel Pescador fueron normalistas de hueso colorado. Mas no pienso que nadie le exija que sea historiadora; lo que se espera de ella es que haga un buen trabajo.

No obstante, por las primeras señas, su oratoria se basará más en los apotegmas favoritos del presidente López Obrador.

Y continuidad en los programas Benito Juárez y Aprende en Casa, pandemia obliga; pero revisará procesos de ingreso, permanencia y promoción a la carrera de docentes; adiós a las consignas de la Nueva Escuela Mexicana.

No extraña que los líderes de las facciones del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación aplaudan la designación de la maestra Delfina —Alfonso Cepeda Salas con sonrisas, los de la coordinadora con discreción—, pues santificó la basificación (fuera de toda norma) de cerca de 400 mil maestros.

El espíritu resentido se dejó ver en una frase: “a diferencia de muchos, yo no sólo estudié los problemas de la educación mexicana, yo no sólo leí los diagnósticos o las recomendaciones de algunos especialistas en la materia, yo los viví, yo viví las reformas desde el aula, frente a grupo y cuando ocupé el cargo de directora escolar, desde la escuela municipal”.

Sí, también señaló que habrá prolongación de la Escuela es Nuestra (dinero directo a los comités escolares para mantenimiento y reparaciones), pero no mencionó la defunción del programa de Escuelas de Tiempo Completo, aquel que más se acercaba a “primero los pobres”.

Soy escéptico, no pesimista. Paulo Freire conmina a los educadores a nunca perder la esperanza en un futuro mejor para los desposeídos y en una educación que ponga por delante valores de humanidad y existencia plena. Pero mi vida también me ha enseñado a no forjarme ilusiones.

Son tiempos recios; la pandemia nada más vino a agravarlos. Aun sin ella, la maestra Delfina Gómez Álvarez tendría grandes desafíos. Hoy son más rudos.

 

 

 

La nueva secretaria de Educación Pública precisa de carácter, voluntad y habilidad política para lidiar contra la fatalidad —y su jefe, las facciones del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación y los gobernadores— y conducir a la educación por un camino arduo.

Le deseo éxito. Si fracasa, México y los mexicanos jamás tendremos turno al bate.

Columnista: 
Imágen Portada: 
Imágen Principal: 
Send to NewsML Feed: 
0

Comentarios

comentarios