La pandemia detonó violaciones sexuales, homicidios y suicidios de niños en México

Avatar

Autor: admin publiko 19 agosto, 2021


El Gobierno de México presentó las cifras de violencia contra los menores para argumentar el porqué se debe volver a clases presenciales, luego de que las aulas fueran cerradas por más de un año debido a la pandemia del coronavirus.

–Información en desarrollo

Ciudad de México, 19 de agosto (SinEmbargo).– Alejandro Encinas, Subsecretario de Gobernación, advirtió esta mañana que la pandemia ha detonado todo tipo de violencias contra los niños mexicanos. No sólo son las agresiones físicas: han aumentado los embarazos de niñas por violación sexual, incluso los homicidios y aún más los suicidios. Algunas de las cifras que mostró esta mañana Encinas hablan de una descomposición histórica en las condiciones de los menores de edad.

El Gobierno federal mexicano ha presentado este panorama crudo para argumentar a los padres de familia por qué es momento de mandar a los niños a la escuela: para defenderlos y abrirles espacios de protección, de convivencia y educación. Las aulas han sido cerradas por un año y medio debido al SARS-CoV-2 y su enfermedad, la COVID-19; es demasiado, coinciden las autoridades. El Gobierno además parece argumentar para la cantidad de opinadores en la prensa mexicana que califican de “irresponsable” impulsar un regreso a clases.

El representante de Unicef, invitado a la conferencia de prensa del Presidente Andrés Manuel López Obrador, estuvo de acuerdo en el programa el regreso ordenado. En todo el mundo hay debates, dijo, sobre este tema. Pero la decisión del regreso a las aulas es buena, expresó.

Mientras que Alejandro Encinas presentó el estudio que se llevó a cabo en colaboración con distintas dependencias del Gobierno para evaluar el impacto de la pandemia del coronavirus en los niños.

“Lamentablemente las condiciones de confinamiento, las restricciones a la movilidad, la suspensión de clases y otros factores han generado grandes afectaciones en las niñas y niños del país. Afectaciones en las etapas de desarrollo y salud mental por falta de convivencia comunitaria, afectaciones a su proyecto de vida por la deserción escolar por y el incremento de desigualdad. El incremento de la vulnerabilidad ante la violencia familiar, el incremento en los homicidios infantiles y los embarazos en menores de edad”, comentó Encinas.

Una encuesta del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) señaló que 5.2 millones de estudiantes no se inscribieron en el ciclo escolar 2020-2121 por causas relacionadas con COVID-19 o por falta de recursos. De ellos, tres millones son niñas y niños.

En el ciclo escolar 2020-2021 están matriculados en el sistema escolarizado 35.6 millones de niñas, niños y jóvenes de distintos niveles educativos.

Dicha matrícula de educación básica sufrió una reducción de 2.6 por ciento; la educación media superior del 3.1 por ciento y la educación superior del 0.8 por ciento.

Uno de los elementos más significativo es el incremento de la violencia familiar durante la pandemia, de marzo a junio de 2021 se registraron niveles máximos históricos de violencia familiar contra niños y niñas.

Durante el primer trimestre del presente año, se registraron 129 mil 020 carpetas de investigación por violencia familiar, un aumento del 24 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior revirtiendo la tendencia descendiente de dicho delito, Encinas recalcó que gran número de estas lesiones no son denunciadas.

El funcionario también mencionó que en 2020 del total de lesiones por violencia, el 75.78 por ciento ocurrieron dentro del hogar; en el 73 por ciento de los casos, la persona responsable tenía algún parentesco con la víctima; y el 81.6 por ciento de las víctimas fueron niñas y adolescentes.

En comparación con el 2021, cuando los casos por parentesco alcanzaron el 65.96 por ciento; las niñas y adolescentes son las más violentadas con el 92.81 por ciento.

Los tipos de violencia que más se generan son: psicológica (37.85 por ciento), sexual (29.69 por ciento), física (26.33 por ciento), abandono o negligencia (4.51 por ciento) y económica (1.63 por ciento).

De acuerdo con las estimaciones del Consejo Nacional de Población (Conapo), al día nacen más de mil bebés de niñas y adolescentes.

En 2020 se reportaron 373 mil 761 nacimientos de madres adolescentes, de los cuales 8 mil 876 son hijas e hijos de menores de 14 años.

Niñas de entre 10 y 14 años fueron embarazadas por amigos, familiares, desconocidos o exparejas, la mayoría de éstos ocurrió por violación sexual o matrimonios arreglados.

Cuatro de 100 nacimientos son de madres menores de 17 años, según el Registro Nacional de Población (Renapo).

Los fallecimientos por embarazo o parto en adolescentes de 15 a 17 años ocupa el sexto lugar en motivos de muerte.

Comentarios

comentarios