Persisten presiones para inducir voto sindical en General Motors, denuncian

Autor: admin publiko 20 mayo, 2021


De cara a la segunda consulta para la validación del contrato colectivo de trabajo (CCT), integrantes de la organización sindical disidente Generando Movimiento de la empresa General Motors (GM) denunciaron que persisten las irregularidades y presiones hacia los obreros para “inducir su voto” y asegurar la permanencia del gremio “Miguel Trujillo López”.

Por lo anterior, la organización pidió a los 6 mil 494 trabajadores de la planta automotriz a rechazar en la votación prevista para la primera semana de junio el CCT vigente, cuya titularidad pertenece a la organización cetemista que encabeza el ex senador Tereso Medina.

Israel Cervantes, integrante del grupo Generando Movimiento y quien fue despedido en 2019, acusó que la empresa GM “interviene en los asuntos sindicales”, desde el pasado 20 de abril en la primera consulta.

Además señaló que a los obreros de la armadora ubicada en Silao, Guanajuato se les impartieron cursos al interior de la planta “donde les daban una boleta idéntica” a la que se usó el día de la votación y se les pidió credencial de elector.

Terminando la reunión, añadió, representantes del sindicato Manuel Trujillo López realizaron visitas a los inconformes para advertirles “a nombre de la supervisora de Recursos Humanos, Dora Luz Lara Navarro, que dejaran de estar incitando a los trabajadores a votar por el no, que la mejor opción era votar por el sí porque podría hacer despidos o tomar represalias en contra de la gente que iba por el no”.

En conferencia de prensa virtual Cervantes comentó que este tipo de irregularidades continúan, pero ahora con la amenaza de que si no se avala el CCT vigente “la planta podría cerrar”, además de hostigamientos laborales a los trabajadores a los que se les niegan permisos para ir al baño y sanciones injustificadas.

Como publicó La Jornada, el primer intento para legitimar el contrato colectivo de trabajo se llevó a cabo el pasado 20 y 21 de abril. Trabajadores de la planta denunciaron que miembros del sindicato Miguel Trujillo López les advirtieron que si no votaban por el contrato colectivo vigente perderían sus prestaciones y derechos.

Un día después la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) canceló la consulta y posteriormente ordenó su reposición.

De igual forma el gobierno de Estados Unidos solicitó por primera vez de manera oficial a México revisar si a los empleados de la planta de GM en Silao, Guanajuato se les negó el derecho de libre asociación y negociación colectiva.

Sergio Contreras, también integrante de Generando Movimiento, comentó que “ya son 11 años en el poder de estas personas que nunca han hecho una asamblea. Siempre han estado asociados con la empresa y cuando uno quería levantar la voz en contra del CCT, los despedían”.

Israel Cervantes consideró que no existen condiciones al 100 por ciento para una segunda consulta sobre la legitimación del CCT de la empresa trasnacional. Aunque confió en que las autoridades laborales brinden las facilidades para que se acredite a observadores extranjeros de Canadá, Estados Unidos y de la Organización Internacional del Trabajo, a fin de que se dé mayor certeza en el proceso para la asociación y libertad sindical.

Comentarios

comentarios