Puede ser un año muy padre

Avatar

Autor: admin publiko 30 diciembre, 2020


Queridos lectores: hagamos un 2021 de home run. En estos recientes calendarios se había perdido ese calorcito de la “estufa invernal”: ese diciembre con la noticia bomba de una súper contratación.  A los otrora carísimos agentes libres no les están tirando una buena pichada como antes y, ahora más que nunca, Baseball America —como publicación— toma relevancia en cuanto a los jóvenes que están en el radar, dentro del draft interno (NCAA) y, más fuertemente, en la etapa internacional.

Pues bien, los que en un tris se rifaron fueron los Padres de San Diego al firmar a dos súper lanzadores inicialistas con la idea de pelearles a los campeones Dodgers una División Oeste de la Liga Nacional, la cual éstos han dominado casi a placer en los recientes calendarios. De agradecer a la organización de los frailes el empeño para armar un roster tan competitivo en una era económica donde la incertidumbre está de plano frenando a varios equipos. Tuvieron a Tony Gynn, a Trevor Hoffman, a Dave Winfield y llegaron a dos series Mundiales (1984, 1998), aunque hoy ya es otra cosa. Los Padres cuentan con un line up saludable con Trent Grisham, Fernando Tatis Jr, Manny Machado, Eric Hosmer, Tommy Pham, Wil Myers, Jake Cronenworth, Austin Nola y Mitch Moreland, sus jugadas espectaculares a la defensiva (varias en el Top 50 del 2020) y mucho poder a la ofensiva. La rotación indiscutiblemente tendrá reflectores con la llegada de los estelares Blake Snell y Yu Darvish como puntales, sumando a Dinelson Lamet, Chris Paddack, Adrián Morejón o, en una de esas, a Craig Stammen como quinto abridor. Mucho más que una simple inversión en este flashazo de firmas que concretaron los carmelitas: el público mexicano festejó fuertemente el campeonato de los azules vecinos californianos y ellos no quieren quedarse atrás.

Los sandieguinos han sido de los equipos más consistentes en acercarse al mercado mexicano y más teniendo como socio (accionista) a un gran promotor del beisbol en México: Alfredo Harp Helú, dueño de los Diablos Rojos, los Guerreros y de la Academia donde desarrollaron nada menos que a Julio Urías (curiosamente de los Dodgers) y a Roberto Osuna, dos probados látigos.

Si la apuesta de un prospecto mexicano es Tirso Ornelas y la consolidación de otros, los Padres seguramente buscarán más peloteros para acceder a un mercado mucho más allá de su muy fiel Tijuana y Baja California. Interesantísima pugna beisbolera entre Dodgers y Padres, se agradece y se espera un agarrón de época.

Vacuna covid: al parecer managers y coaches están en la idea de aceptar vacunarse, no tanto así lo que se sabe de entre los peloteros. Vaya ingrediente para el 2021 de negociación sindical.

 

Columnista: 
Imágen Portada: 
Imágen Principal: 
Send to NewsML Feed: 
0

Comentarios

comentarios