Recordando el legado de dos íconos del Reino Unido

Avatar

Autor: admin publiko 19 abril, 2021


Por Corin Robertson

En mi adolescencia participé en el programa de Duke of Edinburgh Awards (Premios Duque de Edimburgo). Este esquema, creado en 1956, busca impulsar a la juventud y consta de tres niveles (bronce, plata y oro), que deben completarse en un determinado periodo de tiempo.

Las actividades de los Premios Duque de Edimburgo comprenden cuatro apartados: voluntariado, desafío físico, desarrollo de habilidades, además de planear y participar en una expedición que normalmente consiste en acampar por las noches y entre dos a cinco días de caminata.

Durante tres años aprendí a cocinar, tomé clases de alemán y trabajé en una clínica veterinaria, además de apoyar a los residentes de una casa de retiro.

Cuando completé el nivel oro, compré un vestido y un sombrero y viajé con mi madre a Londres, donde recibí con orgullo mi reconocimiento en presencia del Duque en la residencia de St. James. ¡Toda una experiencia que cambió mi forma de ver el mundo!

Este es sólo un ejemplo del legado del Duque de Edimburgo, quien, a lo largo de su vida tuvo relación con 992 organizaciones y caridades enfocadas en la industria, investigación científica y tecnológica, deporte, educación y medio ambiente. También fue héroe de guerra, sirviendo como teniente en la Marina Real Británica durante la Segunda Guerra Mundial.

El Duque de Edimburgo también fue un apasionado defensor de la conservación, la vida silvestre y el medio ambiente. Fue el primer presidente del capítulo británico del Fondo Mundial para la Naturaleza (World Wide Fund for Nature), además de ser presidente internacional de la institución y presidente emérito.

En 1988 apoyó los esfuerzos para proteger a la mariposa monarca en México durante una visita al país. A lo largo de su vida realizó 637 visitas internacionales en solitario a 143 países a título oficial, además de aquellas en las que acompañó a la Reina Isabel II (incluyendo México en 1975 y 1983). La primera vez que pisó suelo mexicano fue en 1964, donde tuvo la oportunidad de portar un traje de charro; en 1968 presenció los Juegos Olímpicos en la Ciudad de México.

Este 21 de abril, Su Majestad Isabel II cumplirá 95 años de edad. Durante su reinado, que inició el 6 de febrero de 1952, ha sido testigo de múltiples sucesos históricos. De parte de quienes laboramos en la Embajada Británica en México y sus Consulados en Guadalajara, Monterrey y Cancún, le manifestamos nuestro respeto y admiración.

El 23 de abril celebramos también el Día de San Jorge. A pesar de que este personaje nunca puso un pie en Inglaterra, en 1415 fue nombrado su Santo Patrón por su caballerosidad y valentía. La cruz roja que se ve en la bandera inglesa es una representación del emblema que San Jorge utilizó en su escudo.

En 1940, el rey Jorge VI creó una condecoración para actos de heroísmo en circunstancias de peligro extremo: La Cruz de San Jorge. Además, La Nobilísima Orden de la Jarretera (The Most Noble Order of the Garter), la orden de caballería más importante y antigua del Reino Unido, anuncia a sus nuevos integrantes el día de San Jorge. El mismo Duque de Edimburgo era miembro de este grupo exclusivo. Y, como San Jorge, era un extranjero que adoptamos en el Reino Unido con muchísimo cariño y respeto.

Como pueden ver, esta semana es muy especial para las y los británicos y les agradezco que se tomen un tiempo para leer estas líneas.

 

Espero sus comentarios a través de mi cuenta de Twitter
(@CorinRobertson) o al correo london.eye@fcdo.gov.uk.

*Embajadora de Reino Unido en México

Columnista: 
Imágen Portada: 
Imágen Principal: 
Send to NewsML Feed: 
0

Comentarios

comentarios