Supertazón 2021: estas son las claves del partido durante la pandemia

Avatar

Autor: admin publiko 5 febrero, 2021


Los jugadores de los Bucaneros de Tampa Bay y los Jefes de Kansas City son sometidos a pruebas frecuentes y solo 25.000 espectadores acudirán al partido.

No hay nada en los deportes estadounidenses como el
Super Bowl
: un partido de fútbol americano que sirve de pretexto para fiestas, fanfarrias y una deslumbrante transmisión televisiva en la que los comerciales del medio tiempo son igualmente llamativos para los más de 100 millones de espectadores que van a sintonizarlo.

Pero como todo en este año desde que la pandemia arrasó el planeta, el Supertazón LV en Tampa, Florida, se ha adaptado a las recomendaciones sanitarias por la COVID-19 y se ha reducido, a pesar del entusiasmo porque los Bucaneros de Tampa Bay será el primer equipo de la NFL en disputar un juego de campeonato en casa, el Estadio Raymond James.

A pesar de que el deporte que se juegue en el campo se verá prácticamente igual que en otros años, casi todos los demás aspectos del Supertazón serán diferentes.

Supertazón LV: Jefes de Kansas City vs. Bucaneros de Tampa Bay

Domingo, 6 de febrero a las 6:30 p.m., hora del este de Estados Unidos, por CBS. En España podrá sintonizarse por Movistar+, en México por Televisa y TvAzteca y en el resto de América Latina podrá verse a través de ESPN y Fox Sports.

Los jugadores tienen que pasar la prueba de la COVID-19

Los jugadores, entrenadores e integrantes de la plantilla de cada equipo se han sometido a pruebas de COVID-19 diariamente durante toda la temporada, también en los días que juegan partidos oficiales. Después de que los Bucaneros y los Jefes calificaron a la final el 24 de enero, al personal del equipo se le hacen pruebas dos veces al día. Cualquier persona que reciba un resultado positivo debe aislarse de su equipo al menos 10 días. Ni los Bucaneros ni los Jefes han tenido un positivo en más de tres semanas.

Sin embargo, dos jugadores de los Jefes, —el receptor Demarcus Robinson y el centro Daniel Kilgore— estuvieron en contacto cercano con una persona infectada y deben aislarse al menos cinco días, confirmó el lunes el entrenador de su equipo, Andy Reid.

Desde principios de agosto, unos 15.000 jugadores, entrenadores y empleados de la NFL han recibido casi un millón de pruebas, muchas más que cualquier otro grupo de las ligas deportivas estadounidenses. En ese periodo, más de 700 personas dieron positivo.

Debido a la preocupación en torno a la exposición al coronavirus, los Bucaneros y los Jefes se han apartado del itinerario normal del Supertazón. En la mayoría de los años, los equipos contrincantes llegaban a la ciudad del Super Bowl una semana antes del partido para realizar los entrenamientos y las entrevistas programadas con los medios de comunicación. Este año, los jugadores y los entrenadores harán esas entrevistas a través de videoconferencias, como durante toda la temporada regular de 2020.

Para reducir aún más las posibilidades de contagio del equipo, los Jefes no tienen previsto llegar a Tampa hasta el sábado. Los Bucaneros no tendrán que conducir muy lejos.

Menos aficionados asistirán al Supertazón

Los Supertazones suelen agotar su aforo, incluso para las entradas que cuestan 10.000 dólares o más. La asistencia nunca ha bajado de los 61.946 espectadores que asistieron al Super Bowl I en Los Ángeles en 1967 y en algunos años ha superado los 100.000.

Este año, la NFL acogerá a menos de 25.000 fanáticos, un mínimo histórico para un Supertazón y menos de la mitad de la capacidad del estadio Raymond James. La liga ha regalado 7500 entradas a trabajadores sanitarios vacunados. Otros 14.500 asientos se venderán a aficionados a los que no se les exigirá que se vacunen o se sometan a pruebas antes de entrar en el estadio, y otros 2700 aficionados se sentarán en palcos de lujo. Cada aficionado que asista al partido recibirá un kit que incluye equipo de protección personal, como una mascarilla KN95 y desinfectante para las manos.

El espectáculo de medio tiempo de The Weeknd será con distanciamiento

La actuación musical de medio tiempo estará a cargo de The Weeknd, quien tendrá la mayor plataforma que puede tener cualquier artista. Esta temporada la NFL ha reducido la cantidad de personas admitidas al campo de juego para reducir el riesgo de exposición al virus, así que es poco probable que vaya a permitir que cientos de fanáticos bailen frente al escenario, como en años recientes.

Pero The Weeknd, que se llama Abel Tesfaye, ha dicho que planea gastar 7 millones de dólares de su bolsillo para mejorar la experiencia para los televidentes. Es el primer artista negro en protagonizar el espectáculo del mediotiempo desde fines de 2019 cuando la liga formó una alianza con Roc Nation, la empresa de deportes y entretenimiento de Jay-Z para hacer la curaduría del show. Ese año, muchos artistas desdeñaron la invitación de la NFL en solidaridad con Colin Kaepernick.

Los anuncios serán más discretos

A menudo, los comerciales televisivos que se transmiten durante el Supertazón pueden llegar a llamar más la atención que el partido mismo. Este año, algunos de los principales patrocinadores de la emisión, como Coca-Cola y Hyundai, han decidido no gastar millones de dólares en segmentos de 30 segundos.

Budweiser, el gigante cervecero en cuyos comerciales han aparecido caballos Clydesdale, ranas y cachorritos lindos, donará una parte de su presupuesto de anuncios a Ad Council, un grupo de publicidad sin fines de lucro dedicado a combatir el escepticismo en torno a la vacuna del coronavirus. Empresas más pequeñas como Uber Eats, DoorDash y Vroom, que han crecido durante la pandemia, lucharán por atraer la atención.

Fiestas reducidas e invitados virtuales

Ahora que la mayor parte de las figuras influyentes planean quedarse en casa, no se llevarán a cabo las glamurosas fiestas del Supertazón, entre ellas el evento anual organizado por el comisionado Roger Goodell, donde se codean los dueños de equipos, ejecutivos de las cadenas de televisión y los amigos de la NFL.

La NFL organizará su fiesta anual previa al partido, que este año se retransmitirá por TikTok e incluirá una actuación de Miley Cyrus. El evento suele atraer a 10.000 aficionados que asisten en persona. En su lugar, 7500 funcionarios del personal sanitario que ya han sido vacunados podrán acudir al espectáculo.

Ken Belson cubre la NFL. Se unió a la sección Deportes en 2009 después de pasar por las secciones Metro y Negocios. De 2001 a 2004 escribió desde Japón en la corresponsalía de Tokio. @el_belson

Comentarios

comentarios