Tampa Bay vence 31-9 a Kansas City en el Super Bowl LV; Tom Brady agranda su leyenda y gana su séptimo anillo

Avatar

Autor: admin publiko 7 febrero, 2021


El equipo de Tampa Bay consiguió su segundo título después de 18 años de espera. El primero lo ganaron en 2003. Tom Brady quien llegó esta temporada al equipo, fue el gran responsable de que los Buccaneers lograra el campeonato.

Ciudad de México, 7 de febrero (SinEmbargo).- Los Buccaneers de Tampa Bay conquistaron el Super Bowl LV al vencer por 31-9 a los Chiefs de Kansas City con un Tom Brady que sigue agrandado su leyenda al conseguir su séptimo anillo de campeón, luego de los seis conseguidos con los Patriotas de Nueva Inglaterra.

El equipo de Tampa Bay consiguió su segundo título después de 18 años de espera. El primero lo ganaron en 2003. Tom Brady quien llegó esta temporada al equipo, fue el gran responsable de que el equipo lograra el campeonato.

Tom Brady, de 43 años de edad, consiguió su séptimo título en 10 finales disputadas y se convierte en uno de los pocos quarterback en ganar un campeonato con dos equipos diferentes.

El partido comenzó con un ritmo lento que se fue componiendo con el paso de los minutos. Después de dos series ofensivas que fueron paradas en seco, los Chiefs de Kansas City rompieron el cero y sumaron sus primeros puntos en el Super Bowl LV gracias a un gol de campo.

En su segunda serie ofensiva, Tom Brady comenzó a mostrar su experiencia en instancias finales y conectó pases que significaron yardas para Tampa Bay. Justo antes de terminar el primer cuarto, Brady conectó con su viejo aliado, Rob Gronkowski, para conseguir el primer touchdown del Super Bowl y adelantar a los locales en el marcador.

En el segundo cuarto, cuando parecía que los locales podrían aumentar su ventaja en el marcador, un error de recepción de Rob Gronkowski y una gran jugada defensiva por parte de Kansas City, impidieron que Tampa sumara otros siete puntos y terminara su serie ofensiva en cero.

Los visitantes tuvieron de nueva cuenta el balón, pero no pudieron generar peligro y se vieron obligados a entregar la posesión, en una zona del campo peligroso, debido a un mal despeje de su pateador. Pero tal y como sucedió en ofensivas anteriores, parecía que Tampa Bay se iría una vez más sin puntos cuando un nuevo error de Kansas City le regaló un primera y diez que Brady y Gronkowski canjearon por siete puntos en el marcador.

Los errores de Kansas City siguieron generando puntos para Tampa Bay y Tom Brady no desaprovechó los regalos. El experimentado quarterback consiguió su tercer pase de anotación de la noche y conectó con Antonio Brown para sumar siete puntos más al marcador. Poniendo la situación cuesta arriba para Mahomes y los Chiefs.

Luego del show de medio tiempo Kansas City salió en busca de puntos que lo acercaran en el marcador, pero tal y como sucedió en la primera mitad, solo lograron sumar de tres gracias a un nuevo gol de campo.

En su primera serie ofensiva de la segunda mitad, Brady volvió a comandar el ataque y entregó un balón a Leonard Fournette quien acarreó el balón por más de 20 yardas y dio el cuarto touchdown de la noche a Tampa Bay. Tras concretar el gol de campo, los Buccaneers aumentaron su ventaja para poner el marcador 28-9. Cuando parecía que las cosas no podían empeorar para Kansas, Patrick Mahomes fue interceptado entregando el balón de manera casi inmediata a Brady y compañía.

Tampa Bay siguió con su efectividad al frente y logró terminar la serie ofensiva con tres puntos más en el marcador para terminar 31-9 al terminar el tercer cuarto.

En el último cuarto y con el reloj en contra, los Chiefs de Kansa City salieron en busca de los touchdowns que los acercaran en el marcador, pero la defensiva de Tampa logró imponerse de nueva cuenta.

El Super Bowl LV significó el esperado encuentro entre los actuales campeones de la NFL, los Chiefs de Kansas City, comandados por Patrick Mahomes y los Buccaneers de Tampa Bay, el primer equipo en la historia que jugó en casa.

El duelo entre Brady y Mahomes fue visto en las tribunas apenas por unos 22 mil espectadores.

Las autoridades permitieron que el estadio tuviera una asistencia de sólo 22 mil aficionados debido a la pandemia del coronavirus, de los cuales 14 mil 500 fueron boletos vendidos al público, mientras que 7 mil 500 son las recibió el personal sanitario que ha trabajado en la lucha contra la pandemia del coronavirus y que fueron invitados por la NFL.

Comentarios

comentarios