Tienda en línea, ropa de segunda mano y prendas cómodas, la moda en pandemia

Avatar

Autor: admin publiko 14 marzo, 2021


Marine Hirsh, Country Manager de Go Trendier, la comunidad de Latinoamérica para vender y comprar moda de segunda mano, explicó en entrevista a SinEmbargo que el cambio más notable en la venta de ropa y en general, se dio con la venta online. La ropa de segunda mano representa una oportunidad para tener un ingreso con prendas que ya no se usan, pero que están en un buen estado. Ayuda, además, a la sustentabilidad, lo que va de la mano con la conciencia de cuidar el medio ambiente que, durante la pandemia, ha tomado fuerza.

Ciudad de México, 14 de marzo (SinEmbargo).- Hace un año era normal ver a la gente en las tiendas de ropa, probándose las prendas de la nueva temporada, aprovechar las rebajas y salir con algunas bolsas de compra. Esto ha cambiado. La pandemia llevó a la industria de la moda a modificar algunos aspectos, el principal fue el tipo de venta. Los espacios físicos tuvieron que cerrar sus puertas para evitar que siguieran los contagios de la COVID-19 y cuando se les permitió reabrir lo hicieron con los probadores fuera de servicio. A esto se suma el llamado del “quédate en casa”, una de las recomendaciones más importantes de las autoridades. Pero, ¿qué ha pasado con la moda en esta pandemia?

“La pandemia está marcando un antes y un después en la manera de vestir, en la forma en que creamos y confeccionamos moda y principalmente en los hábitos de consumo, que apuntan cada vez más hacia lo digital”, explicó Marcos Guerrero, CMO de C&A México, en entrevista a SinEmbargo.

La industria ha tenido que adaptarse a la situación actual, de inicio grandes firmas se unieron a la producción de cubrebocas, batas y gel antibacterial, posteriormente empezaron a diseñar cubrebocas con el estilo de sus marcas para que combinara con todas las prendas del outfit. Sin embargo, uno de los cambios más fuertes fue la digitalización, es decir, la venta en línea, que se convirtió en la opción para continuar en el mercado, algo para lo que muchos aún no estaban listos, ya que algunos contaban con páginas web, pero no con un sistema para el e-commerce.

EL COMERCIO ELECTRÓNICO, LA OPCIÓN EN PANDEMIA

Marine Hirsh, Country Manager de Go Trendier, la comunidad de Latinoamérica para vender y comprar moda de segunda mano, explicó a este medio que el cambio más notable en la venta de ropa y en general, se dio entre el retail y la venta online. El 2020 se convirtió en el año de mayor aceleración para el comercio electrónico, a diferencia de la venta en las tiendas físicas, para quienes pudo ser el peor año. “[La venta en tiendas] es un sector que cayó durante la pandemia porque las tiendas estaban cerradas y muchas marcas no tenían una estrategia online ya bien desarrollada, este es un sector que ha cambiado un montón porque hay algunas marcas que han sabido hacer este cambio rápido y hay muchas otras que, lo sabemos bien en México, desafortunadamente tuvieron que cerrar”, señaló.

Las tiendas tuvieron que cerrar sus puertas durante el confinamiento para evitar más contagios. Foto: Shutterstock

Hirsh citó el estudio “State of Fashion” de la consultora McKinsey & Co, en él se refiere que el retail bajará entre un siete y un 12 por ciento en Estados Unidos este año, incluso hablando de un panorama optimista en el que la vacunación de la población avance y poco a poco se pueda regresar a las actividades. “El retail va a seguir cayendo y mientras, ¿dónde va el consumo? El consumo se desplaza a lo digital, eso es un factor tal vez más económico y cultural, ha habido una aceleración y la penetración digital en México ha ganado cinco años durante la pandemia, o sea que gente que iba a hacer su primera compra online dentro de cinco años, ya la ha realizado durante la pandemia, eso hace que la gente tenga menos miedo a las compras online“, aseguró Hirsh.

Por su parte, C&A se enfrentó a cerrar sus puertas y, justamente, al reto de adaptarse a la digitalización, un espacio de venta del que han aprendido mucho. “A partir del cierre de tiendas que tuvimos a inicios del confinamiento, nos enfrentamos con varios retos que nos llevaron a innovar y a proponer alternativas creativas para el negocio, retos como la complejidad de operar con colaboradores a distancia o el staff de tiendas aprendiendo nuevas herramientas y capacitándose desde casa, o el mantenernos cerca de nuestros clientes en todos nuestros canales de comunicación y poder ofrecerles la opción de seguir teniendo lo mejor de nuestras colecciones en las puertas de su hogar”, recordó Marcos Guerrero.

SUSTENTABILIDAD Y CONCIENCIA

La sustentabilidad es un tema que atañe a la moda desde hace tiempo, diversas compañías buscan ofrecer opciones amigables con el medio ambiente, además de tener presentes los procesos de creación. Marcos Guerrero de C&A apuntó que con la pandemia este aspecto reforzó su importancia no sólo en las compañías sino en los consumidores.

“Sin duda, cada vez existe una mayor conciencia sobre la sustentabilidad, pero esto es un proceso que inició antes de la pandemia. A finales de 2019, la consultora McKinsey & Co señaló a la sustentabilidad como una prioridad en la industria de la moda. Y con la llegada de la pandemia, se reforzó la conversación sobre temas que tienen que ver directamente con la sustentabilidad, como el impacto ambiental de la moda: según datos recabados por la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial, entre 25 y 47 por ciento de materiales se desechan en las fábricas textiles. Y no solo eso, porque también existe un interés sobre las vidas de quienes confeccionan y comercializan lo que utilizamos”, dijo Marcos.

La empresa maneja la sustentabilidad como un valor de su marca por lo que ofrecen alternativas de compra de este tipo, como la colección Wear the Change, diseñada y fabricada con materiales sustentables con el fin de que las personas puedan verse y sentirse bien sin comprometer la calidad de vida de quienes fabrican la ropa a la par que ayudan al planeta.

ROPA DE SEGUNDA MANO

“Para nosotros que estamos en el sector especifico de la segunda mano online ha sido el año de mayor aceleración de este mercado y las previsiones para los años que vienen también van en incremento”, aseveró la Country Manager de Go Trendier.

Marine Hirsh habló de tres factores importantes para que la compra y venta de ropa de segunda mano tuviera este crecimiento: uno cultural, uno generacional y el otro económico. Respecto a este último, Hirsh recordó que mucha gente se ha visto afectada en la cuestión laboral y sus sueldos disminuyeron o se quedaron sin ingresos, sin embargo, en tiempos como estos surgen alternativas, como la fue en su momento el llamado fast fashion.

“La pandemia no solamente es una crisis sanitaria o social, también económica, hay mucha gente que se vio afectada a nivel de sueldo porque hay una incertidumbre existente todavía, entonces una aplicación como Go Trendier en la que puedes ganar dinero extra vendiendo la ropa que ya no usabas o comprando ropa de moda con un 80 por ciento de descuento, tiene todo el sentido del mundo en una época de crisis”.

La ropa de segunda mano se presenta como una opción para tener ingresos en esta pandemia, además de no contaminar tanto. Foto: Shutterstock

Respecto al factor cultural, Marine habla del cambio en los hábitos de consumo y en tener presente el cuidado al medio ambiente, lo que lleva a buscar alternativas como la ropa de segunda mano. “La COVID ha hecho a los consumidores reconsiderar sus valores y creo que la sustentabilidad nunca había sido percibida como un tema tan urgente como durante esta crisis […] Creo que hubo cambio profundo y la gente se dio cuenta que menos es mas, no necesitamos consumir tanto sino de manera mejor, más sustentable, consumir menos y prendas o marcas que cuidan más el medio ambiente o los materiales que usan”.

Lo cultural se relaciona con el factor generacional, ahora la ropa de segunda mano es opción incluso trendy, que la experta relaciona a los millenials y la generación z en las que los valores de sustentabilidad están más marcados y relacionan esta ropa con algo vintage y no sólo al bajo precio.

COMODIDAD PARA TRABAJAR EN CASA

Las personas que tienen la posibilidad de trabajar desde casa buscan hacerlo de manera cómoda y han dejado de lado, en su mayoría, las prendas formales, esto se refleja en las ventas de prendas de ropa. Por ejemplo, en Go Trendier lo más vendido son chamarras, botas/botines, abrigos, ropa deportiva, bolsos y sudaderas.

“Los consumidores han cambiado, y lo que buscan en estos tiempos es comodidad y conciencia. En la actualidad, los clientes buscan más prendas inspiradas en el sportswear (como sudaderas y joggers), además de artículos loungewear sumados a los básicos del clóset: jeans y playeras. En calzado también prefieren las opciones más cómodas como ballerinas y tenis en vez de tacones”, contó Marcos Guerrero, CMO de C&A México.

Marcos compartió que varias de las colecciones que tenían pronosticadas antes de la pandemia tuvieron que cambiar al contexto del trabajo y las necesidades del mercado. En  C&A observaron mayor demanda en ropa activewear, loungewear y homewear, además de looks casuales para usar en videollamadas laborales.

Las marcas de ropa también deben adaptarse a estas tendencias y ofrecer opciones que sean atractivas pero pensando en el medio ambiente, que es una de las preocupaciones de los consumidores. “Para nosotros es primordial ofrecerles no sólo los diseños más cómodos y en tendencia, sino también piezas que estén confeccionadas de manera responsable, con un enfoque sustentable y con mezclilla hecha en México. Todos esto es parte de nuestra misión, que es ofrecer moda accesible de manera responsable, y es algo que nos ha permitido desarrollar una conexión profunda con todos nuestros clientes”, agregó Guerrero.

Comentarios

comentarios