VIDEOS: Autos, piñatas, despensas y juguetes… El Ejército dispersa fiesta masiva en Culiacán, Sinaloa

Avatar

Autor: admin publiko 19 diciembre, 2020


Apenas el pasado 17 de diciembre, personal médico exhortó a la gente a quedarse en casa para evitar la propagación de la COVID-19 y reconoció tener miedo de estar frente a un virus desconocido.

Ciudad de México, 19 de diciembre (RT/SinEmbargo).- Las fuerzas de seguridad mexicanas disolvieron una multitudinaria fiesta de mil invitados que habría sido organizada por familiares de Joaquín “El Chapo” Guzmán, exlíder del Cártel de Sinaloa, mientras el país vive un repunte de casos de COVID-19 y el sistema de salud mexicano comienza a verse rebasado.

En redes sociales, se volvieron virales varios videos grabados desde la fiesta celebrada en un terreno de la comunidad de San Diego, en el municipio de Culiacán, estado de Sinaloa.

En la posada, como se le conoce a las tradicionales fiestas de diciembre, se montó un gran escenario para bandas de música norteña, se dispusieron de casi cien mesas para los asistentes y se regalaron decenas de artículos electrodomésticos para los invitados.

Además, los hijos del “Chapo” Guzmán, quienes están a cargo de la organización criminal, también habrían regalado siete vehículos nuevos, según se observa en los videos.

Los organizadores de la fiesta también regalaron juguetes infantiles, junto con un letrero con las letras “JGL”, que son las iniciales de Guzmán Loera.

El titular de Seguridad Pública de Sinaloa, Cristóbal Castañeda, confirmó que miembros de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Guardia Nacional y la policía local se desplegaron al sitio la madrugada del jueves, tras la difusión de los videos en redes sociales.

Durante la llegada de las autoridades para disolver la fiesta no se reportaron incidentes violentos, según reportaron medios locales, citando a Castañeda.

De acuerdo con las autoridades de salud del estado, hasta el viernes 18 de diciembre se registran 400 pacientes activos con COVID-19.

La mayoría se encuentra en Culiacán, 212; le sigue Guasave, con 57; Ahome, 42; Mazatlan, 34; Salvador de Alvarado, 21; NAvolato, 12; Sinaloa, 5; El Fuerte, 4; Angostura, 4; Rosario, 3; Mocorito, 2; Escuinapa, 2; Badiguarato, 1, y Elota, 1.

Mientras el total de casos confirmados ya se ubica en 25 mil 543, y los decesos ya son 4 mil 109.

A la par, Secretaría de Salud del estado reportó 84 nuevo casos, la mayoría, 57, en Culiacán. Además de 10 nuevos fallecimientos, 5 de ellos en la capital del estado.

EL REPUNTE DE CASOS

México vive un repunte de casos de COVID-19, mientras la capacidad hospitalaria del país se reduce a rápida velocidad.

Apenas el pasado 17 de diciembre, personal médico exhortó a la gente a quedarse en casa para evitar la propagación de la COVID-19 y reconoció tener miedo de estar frente a un virus desconocido.

Durante la conferencia de prensa de esta tarde en Palacio Nacional, María Luisa Soriano, directora del Hospital de Zona en Chalco y Javier Michell García Acosta, director del centro COVID-19 en el autódromo Hermanos Rodríguez, compartieron las historias que el personal de salud enfrenta en los hospitales durante la pandemia.

“Hemos aprendido a ese miedo a canalizarlo a cosas positivas y de atención, porque sí da miedo estar frente a un virus que es desconocido que llegó de manera repentina, y que no sabíamos al inicio cómo tratarlo. Vencimos este miedo, lo canalizamos para atender a los pacientes, pero el personal médico, personal de enfermería, trabajo social, asistentes médicos, todo el personal administrativo, todos los que estamos en la línea de batalla, ahí estamos, pero sí estamos cansados mentalmente y físicamente”, señaló García Acosta.

Además, aseguró que a los hospitales llegan familias con COVID-19, sin embargo, no todos logran recuperarse de la enfermedad, por lo que pidió a la gente que tenga corresponsabilidad como la que han demostrado los mexicanos en catástrofes.

El director Javier Acosta puntualizó en que la gente debe quedarse en casa, “no tienen que hacer posadas o un gran evento social, no es tiempo, todavía no es tiempo”.

Por su parte, María Luisa Soriano indicó que el personal de salud está cansado, y pidió ayuda a la ciudadanía para evitar la saturación de hospitales.

“Nuestra misión en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) es atender con calidad, esto ha ido mermando ya desde hace 9 meses. Mis compañeros salieron a atender una enfermedad desconocida. Estando al frente de la línea de batalla muchos nos hemos enfermado, muchos nos hemos recuperado y hemos regresado a la atención, pero no todos han tenido esa suerte, pues han perdido esa batalla”, comentó Soriano.

“Mis compañeros están agotados, no solo llevan marcas en la cara, ni en la piel sino en el alma, seguimos arriesgando a la familia, la salud, pero ahí estamos porque para eso fuimos formados”, continuó.

“El instituto realizó una estrategia para hospitales que no tenían tanta infraestructura, pero si la ciudadanía no nos ayuda, tanto los centros de convalecencia como los hospitales estarán saturados y no vamos a tener a dónde movernos”, finalizó la directora Luisa Soriano.

Asimismo, la titular de la División de Programas de Enfermería del IMSS, Fabiana Zepeda Arias instó a la población no salir de casa y admitió que los trabajadores de salud están agotados.

“Se los digo de corazón, estamos al borde del colapso. Ya no hay espacio. Los trabajadores de la salud también estamos agotados, pero es nuestro deber seguirlos cuidándolos. Estamos entregando nuestro máximo esfuerzo”, comentó.

-Con información de RT.

Comentarios

comentarios