El alumno aplicado de Cruyff: Así era Josep Guardiola como jugador

Avatar

Autor: admin publiko 28 mayo, 2021


Josep Guardiola es uno de esos jugadores que en su tiempo de profesional no se perdió ninguna de las clases a las que asistió en la escuela del Barcelona y Johan Cruyff, pues desde sus inicios explotó aquellas enseñanzas del holandés en su futbol.

Debutó en la temporada 1990-1991 y nació desde las entrañas del club catalán, pues estuvo en la mayoría de las categorías del Barcelona. Desde la categoría C al primer equipo, pocos pueden sentir los colores y la filosofía del equipo como Pep Guardiola.

Josep Guardiola y Ronald Koeman

Foto: Getty Images

11 años fueron los que vivió de romance Guardiola con el Barcelona, pero eso no significa que le quitara aprecio al club de sus amores, todo lo contrario, desde su salida comenzó a amar más al equipo que lo vio nacer futbolísticamente, se volvió un abanderado del Barcelona en el mundo.

Su paso por el club catalán dejó varios resultados positivos para las vitrinas del Barcelona y sobre todo, el amor de Pep Guardiola en todos y cada uno de los trofeos. 6 campeonatos de liga, 1 Copa del Rey, 4 Supercopas de España, 1 Copa de la UEFA, 2 Supercopas de Europa y principalmente 1 Champions League.

Josep Guardiola

Foto: Getty Images

Como un hijo prodigo partió a Italia, un jugador de una calidad exquisita en el mundo debería de haber salido por varios miles de millones de dólares, pero no, era otro tiempo en el futbol mundial y tuvo que dejar al amor de su vida como aquellos soldados que se van a la guerra, sin saber que regresarán, pero amando por siempre a su contraparte.

La vida después del Barcelona

Brescia sería su primera aventura fuera del Barcelona, llegó para la temporada 2001-2002, aunque el Brescia en estos momentos el equipo italiano no disfruta de un buen momento y lejos está de la Serie A, en aquellos momentos era un buen equipo que buscaba competir con Roberto Baggio.

Pep Guardiola presentado con el Brescia

Foto: Getty Images

Sólo estuvo en su temporada de debut con el Brescia y al terminar la temporada partió con otro destino dentro de Italia. La capital del país de la bota, la Roma lucía como un escaparate para la carrera de Pep Guardiola, pues tenía a un Francesco Totti despuntando a nivel mundial.

Todo este sueño de triunfar en la Roma estuvo muy lejos de la realidad, pues sólo 6 partidos estuvo como jugador de la ‘Loba’ y regreso en esa segunda temporada en Italia al Brescia en el mercado de invierno, no tuvo el tiempo de desplegar su futbol como sólo el lo sabe.

Guardiola con la Roma

Foto: Getty Images

Destinos exóticos para Pep Guardiola

Después de que su paso por Italia no fuera como lo esperaba ni que pudiera conseguir el éxito que tuvo con el Barcelona, comenzó a elegir s sus siguientes equipos en países que comúnmente no iban los futbolistas de la calidad de Pep Guardiola.

Qatar fue el primer lugar en el que fue a parar Pep Guardiola, uno de los pioneros en ir a Medio Oriente para jugar y sólo fueron 2 temporadas las que estuvo en el país que acogerá el mundial de 2022 para después venir a México, pero no a América ni a Cruz Azul ni ninguno de los grandes equipos de nuestro país.

Dorados y un sistema de competencia que no entendió

Sinaloa sería el destino de Pep Guardiola en México, pero no llegó para ser uno más de los llamados “cartuchos quemados”, pues aún tenía mucho de él para entregarle a la Liga MX. Junto a Sebastián Abreu, el ‘Matute’ Morales y algunos consagrados de la liga formaron un gran equipo-

Aunque estuvo poco tiempo, le bastó para dejar su huella con Dorados, a pesar del descenso que se consumó para el equipo de Sinaloa. Hubo algo que Pep Guardiola nunca entendió de la Liga MX. ¿Por qué un equipo que no fue último de la tabla, se fue al descenso? Algo difícil de explicar para quien tiene un sistema diferente en Europa.

Estilo de juego de Pep Guardiola

El mediocampo era su zona de trabajo y con una elegancia tradicionalista, al usar la playera del equipo que defendiera siempre bien fajada. Una elegancia no sólo al distribuir el balón o al pasarlo, cuando Pep Guardiola jugaba era una demostración del maestro sensato dando cátedra.

Dueño de una pierna derecha completamente educada en la academia del Barcelona, sus compañeros fueron privilegiados por recibir toda clase de pases que muchos se convirtieron en gol. Su golpeo a balón parado siempre fue usado a servicio de los atacantes culés.

Pep Guardiola con el Barcelona

Foto: Getty Images

Pero dar asistencias casi hechas a manos, dirigidas hacia alguna de las extremidades de los delanteros no era la única arma de Pep Guardiola. Tenía un excelente toque, mismo que aprovechó a balón parado para hacer varios goles de tiro libre o con golpeo de media distancia.

Siempre se situó como una especie de medio de contención, que tenía mucha salida para repartir juego, cosa que aprovechaba para filtrar pases exactos y buscar los huecos para marcar el gol, pero también, si él mismo no encontraba salida, generaba un pase largo para encontrar mejores opciones de cara a gol.

La entrada El alumno aplicado de Cruyff: Así era Josep Guardiola como jugador se publicó primero en Sopitas.com.

Comentarios

comentarios