Libro: Pandemia Bizarra

Avatar

Autor: admin publiko 30 noviembre, 2020


Alejandro Rosas, historiador y Catedrático. Articulista y autor de ensayos y libros especializados en historia mexicana.
TW:@arr1910

Julio Patán
Escritor, periodista, conductor de radio y televisión. Autor de libros como: “Negocio de chacales”, “Cocteles con historia”, “El libro negro de la izquierda mexicana”, entre otras.
TW: @juliopatan09

De qué va
Son todas las historias que hemos vivido en esta pandemia que superan cualquier ficción apocalíptica.
Desde loquitos que toman cloro para matar al virus, el surgimiento una nueva raza humana: los covidiotas, el arte del cubrebocas y muchas, muchas más.
Cuénteme, de todo lo que ha pasado durante esta pandemia, qué ha sido para ustedes lo más ridículo.

Se vende líquido de las rodillas
El origen de esta rarísima conspiración está en un vídeo de 2017 en que una mujer de San Luis Potosí, denunciaba que los médicos de una clínica local le habían huachicoleando el líquido sinovial.
La pregunta es ¿Para qué? Nadie ha escuchado que el líquido sinovial de una persona pueda resultarle útil a otra.
Así que, corrió como reguero de pólvora que los malignos doctores de IMSS aprovechaban la saturación hospitalaria por el COVID19 para extraer el líquido de las rodillas de los pacientes, a fin de venderlo en el mercado negro. Se dijo que hasta un litro podía costar 10 mil dólares.

El arte del cubrebocas
Primero las compras de pánico acabaron con los cubrebocas en todas las tiendas, farmacias, etc. Hoy, hay de todos los colores, marcas, diseños, materiales.
Porque en México somos harto creativos, para bien y para mal.
Muchísimos emprendedores se han lanzado a conquistar el mercado del cubrebocas y las caretas
Las hay del Hombre Araña, Star Wars. Están las que reproducen la boca de Gene Simmons.
Y, por supuesto, están las de luchadores.
Hay de todo y para todos que para eso México se pinta solo.

Sex Symbol
Al Dr Hugo López Gatell solo le bastaron unos días para convertirse en todo un rockstar, en el gran protagonista de la que llamaron “la telenovelas de las 7”.
A principios de marzo, el Dr Gatell era un ilustre desconocido, si lo conocían, era tan solo en su casa.
Sin embargo, fue tocado por el Zeus del Olimpo mexicano y de pronto se convirtió en el paladín de la lucha contra el coronavirus ante la extraña desaparición del Secretario de Salud.
El Dr Gatell resultó ser un gran comunicador, preciso y conciso, con lo cual rápidamente se ganó el gusto del público.
Y un buen día, después de varias semanas, muchas mujeres comenzaron a verlo guapo, buen mozo y tan sexy como para escribirme en twitter “hazme gemelos”
Un buen número de mujeres había caído seducidas ante los encantos de López Gatelll.
Empezaron a circular vídeos del Dr, fotografías, stickers, memes, animaciones, piñatas y hasta su figura de acción. Halagos, piropos, propuestas decorosas e indecorosas.
Detente, enemigo, el corazón de Jesús está conmigo.
Como cuando la ciencia te dice “no se abracen” pero el presidente de tu país ordena “hay que abrazarse, no pasa nada”
Resulta que el presidente, Andrés Manuel López Obrador, después de tantos cuestionamientos por no seguir las indicaciones de sana distancia, seguir viajando por México, besando niños a diestra y siniestra. Un día en su conferencia matutina sacó de su cartera dos pequeñas imágenes religiosas y dijo “son mis guardaespaldas”. Entonces mostró la que tenía al Sagrado Corazón y con voz firme y harta convicción dijo “detente, enemigo, el corazón de Jesús está conmigo”.
Y dijo que eso era más que suficiente, pero además al final de la mañanera, develó su verdadero secreto para permanecer inmune al coronavirus “El escudo protector es la honestidad, eso es lo que protege”

Comentarios

comentarios