El Chapo, la nueva atracción turística de Nueva York


Aran Martell
El Chapo
Foto: especial Publiko

Aunque es difícil de entender por qué cada vez son más a los que les atrae los temas relacionados con el narcotráfico, como las narcoseries, narcocorridos y hasta narcoturismo, la realidad es que este tipo de “cultura” se apodera de más seguidores, como aquellos que hacen de todo con tal de ir a una audiencia de El Chapo en Nueva York.

Y es que el New York Times en su versión en español publicó un artículo sobre cómo el turismo en esta ciudad ha dado un giro desde la llegada del capo, quien enfrenta un juicio en donde se le acusa de ser el líder del cártel de Sinaloa y de traficar toneladas de droga a territorio estadounidense.

El Chapo
Foto: tomada de la web

Las personas ya no solo vistan la ciudad para conocer la Estatua de la Libertad o el Empire State, afirma la publicación, sino que ahora también uno de los puntos más visitados es la corte federal de distrito en Brooklyn, en donde se lleva a cabo el juicio contra el narcotraficante.

Algunos incluso llegan desde temprano para poder ingresar a la sala, a la cual solo se permite la entrada de 50 visitantes, menos 17 lugares que ya están reservados para los medios y la aún esposa de Joaquín Guzman Loera, Emma Coronel.

“Max Acker,  un exmarine,  acudió a la sesión del miércoles en el tribunal junto con un amigo suyo, el cineasta Walker Morgan. ‘Lo ves en la TV y es una figura mítica’, dijo Acker sobre el Chapo.’Pero no es que lo puedas ver cara a cara cualquier día’.”

El Chapo
Foto: tomada de la web

Dale clic a: [Video] Kate del Castillo regresa a México: la reciben con todo y mariachi

Y es que esta atracción no es algo nuevo, el morbo o admiración de algunas personas por los narcotraficantes ha generado que incluso existan rutas turísticas en los lugares donde se les ha aprendido como en Sinaloa con El Chapo o donde han perdido la vida como en Colombia con Pablo Escobar.

Incluso quien fuera la mano derecha del considerado máximo narcotraficante de Colombia da estos tours y cuenta las anécdotas que vivió a lado de Escobar, o eso podemos ver en un capítulo de la serie de Netflix, El otro turismo (Dark Tourist).

Es por esta fascinación que también han ido en aumento las producciones de las llamadas narcoseries, en donde se relatan las historias de los cárteles y sus líderes, y de cómo han burlado a los gobiernos con actividades ilícitas, donde en ocasiones terminan pintados como héroes.

Y entonces es momento de preguntarnos ¿hasta dónde ha llegado la sociedad para que los “malos” ahora sean los “buenos”? ¿qué es lo que nos hace querer saber más o conocerlos? ¿será que en el fondo necesitamos saber cómo se ven aquellos que han eliminando toda sensibilidad humana de su ser?

Comentarios

comentarios