Cinco órganos que también tienes que cuidar

Avatar

Autor: Publiko 26 febrero, 2018


Cuando se trata de cuidar el cuerpo, no todo es corazón, pulmones y estómago. Tenemos 21 órganos y todos necesitan cariño. Éstos son solo cinco órganos que también tienes que cuidar:

 

  1. Oídos

El complejo órgano responsable de la audición también es el que mantiene el sentido del equilibrio en nuestro cuerpo. Los cuidados básicos del oído son: no aplicar sustancias extrañas, evitar el uso prolongado de audífonos y sonidos altos, mantener los oídos secos y, sí, aunque se siente bien bonito, evitar rascarse. Es importante acudir al médico si hay molestias y no improvisar remedios.

  1. Ojos

Los ojos son más que la puerta del alma, ¿o cómo era? Es esencial no tocarlos NUNCA y mucho menos con las manos sucias. Eso de ir en el metro y rascarte los ojos es una invitación a bichos e infecciones. Protégete del sol con lentes con protección UVA y si fue un día de mucho polvo y tienes ardor, lávalos suavemente con un poco de shampoo de bebé.

  1. Vejiga

Un órgano en el que solo pensamos cuando está al tope y no hay un baño cerca, pero al que le debemos ciertos cuidados básicos para tenerla feliz. Es importante hidratarse y no aguantarse las ganas de hacer pipí, porque puede provocar infecciones y hasta cáncer de vejiga. El arándano es buenísimo para sacar bacterias de la vejiga naturalmente y, cuando hay infección en vías urinarias, el jugo de arándano y unos suplementos alivianan bastante.

  1. Páncreas

Sabemos de su existencia, pero pensamos muy poco en él. El páncreas produce insulina para regular el nivel de azúcar en la sangre y también las enzimas que procesan los alimentos. Para cuidarlo, es esencial consumir vitamina D, restringir las carnes rojas y evitar el sedentarismo.

  1. Cerebro

Todos sabemos lo importante que es y esto es lo básico para él: duerme bien. Sí, lo obvio, evita las drogas, al amigo de arriba no le encantan… al menos no tan seguido. Y no, no hablo de Dios. El consumo de drogas y alcohol minimizan la actividad cerebral. Y si eres antisocial, vas a tener que esforzarte un poco; está comprobado que la interacción social es sana para tu cerebro.

Un estilo de vida sano, ejercicio regular y una buena alimentación son esenciales para el cuidado de todo el cuerpo. No olvides acudir al médico cuando tengas molestias y nunca te automediques.

Comentarios

comentarios