Hombres sin orgasmos: La anorgasmia también les pega

Avatar

Autor: Publiko 14 agosto, 2018


Por: Micho Cuevas

Mucho se habla del orgasmo, de aquel momento cúspide en el cual toda la tensión sexual se libera de manera cardiaca y nos deja en una envoltura de espasmos. También se habla de la “incapacidad” para llegar al orgasmo, de una barrera que puede ser física, social o psicológica e imposibilita a una persona para poder llegar al clímax.

A esto se le llama anorgasmia y es asociada principalmente a las mujeres (#CargaSocial). Existe un debate de cuánto debería de relacionarse esta incapacidad o dificultad a una carga social (y psicológica, que pueden estar muy ligadas) en lugar de a ciertas características físicas que complican alcanzar un orgasmo. El que se le asocie a las mujeres, es por que se les atribuye una mayor presión social en cuanto a la sexualidad (más prejuicios, más ideas conservadoras, roles que deben de seguir), que juega un papel muy importante a la hora de alcanzar un orgasmo.

Aunque no se tenga tanto en mente, también hay casos de hombres que no pueden alcanzar un orgasmo. Esto puede tener un trasfondo físico, que va desde el agotamiento, a un trastorno corporal, incluso puede ser por estar tomando algún medicamento. Pero otro factor importante que también afecta a los hombres (aunque no se crea) es es psicológico (que luego se mezcla con el social).

Existen muchos hombres que por cuestiones de humor, depresión, estado de ánimo o algún trauma, no pueden alcanzar el orgasmo. En una sociedad tan machista como la nuestra, esto está muy mal visto ya que el papel que se le ha asignado al hombre, viene con orgasmo y potencia sexual incluida. Un hombre que no es una máquina sexual, pierde valor, cualidades, lo “hace menos hombre”. Este tipo de opiniones y juicios que se emiten, no ayudan a mejorar la condición, sólo la empeoran y pueden hacer que entre en un ciclo contraproducente.

La anorgasmia puede ser evitada, tanto en hombres como en mujeres con ayuda de una aceptación a la sexualidad (en una escala social y personal). Es necesario quitar las ideas retrógradas que ponen al sexo como algo negativo, algo para avergonzarse y tratarse con pinzas o en el caso de los hombres, un objetivo de autorealización. Urge alejarnos de los prejuicios que se tienen, de las ideas preconcebidas que satanizan a la mujer que disfruta al sexo y ridiculiza al hombre que no cumple con las expectativas.

Comentarios

comentarios

Temas relacionados con esta nota:     , , ,