Crónicas bacterianas

Avatar

Autor: Publiko 2 abril, 2018


Cuando pensamos en bacterias o en microbios, generalmente las relacionamos con un factor negativo, nocivo, dañino para la salud. Es normal asociarlas a los padecimientos que han amenazado a la raza humana desde que se tiene conocimiento. Sin embargo, no se habla lo suficiente de lo vitales que son para nuestro bienestar.

En el cuerpo humano existe un balance entre inmensas comunidades de bacterias y organismos. A estas comunidades se les llama “microbiota”. La microbiota habita dentro de nosotros como parte funcional del cuerpo, establece una relación simbiótica con nosotros, nos hace dependientes de su existencia.

Entre algunas de las funciones que tiene la microbiota podemos encontrar la regulación de la digestión y el metabolismo. Muchos problemas metabólicos se deben a un desbalance dentro de estas comunidades bacterianas. Pueden llegar a extremos de fomentar la obesidad en las personas. Cierto tipo de bacterias necesitan diferentes alimentos para subsistir, como azúcar, por lo que si tienes más bacterias que dependan de este nutriente, ¡pueden lograr una influencia en tus hábitos alimenticios!

Para tener una buena relación con el microbioma, es necesario llevar una buena alimentación. Comer de manera balanceada, con vegetales y frutas, ayuda a mantener las comunidades de bacterias en equilibrio.

La mayoría de estas bacterias las tenemos al nacer, son transmitidas a la hora del parto. En algunas especies animales, las crías ingieren las heces maternas para regular su microbioma y tenerlo igual que su madre. Esta práctica ha llegado a los humanos, donde se han fabricado pastillas con comunidades de bacterias (adivina de dónde las sacaron) para ayudar a las personas con problemas metabólicos y digestivos.

Comentarios

comentarios

Temas relacionados con esta nota:     , ,