Fake News: lo que pasó en el Cardamomo de Tepoz no es cómo lo viste en redes sociales

Avatar

Autor: Publiko 20 febrero, 2018


Así es. Lo que viste no fue lo que pasó. Una reportera y escritora que vive en Tepoztlán llamada Mildred Pérez de la Torre, desenmascaró a tres mentirosos que dijeron que el bar Cardamomo en Tepoztlán los había corrido por ser homosexuales. Como los videos mostraban conmoción, todos creimos la versión de la presunta víctima. Pero no.

 

A continuación reproducimos algunos fragmentos de un texto en el que la autora muestra la verdad de los hechos.

“El domingo recibí una notificación en Facebook:  al parecer, las empleadas del restaurante Cardamomo, ubicado en el corazón de Tepoztlán, pueblo mágico donde vivo desde hace cuatro años, habían sacado a golpes y empujones a una pareja homosexual por el simple hecho de ser gays.”

 

Según la autora el post es falso, pedazo por pedazo.

«Decidimos entrar a esta cafetería Cardamomo a comer algo».

Según lo que vi con mis propios ojos en los videos de las cámaras de seguridad que Carlos me mostró para intentar salvar la reputación de su negocio, Homero Fernández Segura, Daniela Bedder Cornell y una persona cuya identidad aún desconozco ingresaron al lugar con nieves que no compraron en el lugar.

 

«Nos sentamos en un [sic] de las mesas mientras dos amigos fueron a comprar agua en un local de a [sic] lado»

 

Como se puede constatar en los videos de las cámaras de seguridad no compraron agua sino cerveza en el lugar de al lado. Por si fuera poco, todo indica que regresaron en un tono pendenciero.

 

Aquí el video completo de esta parte

«Al ingresar ellos a la cafetería venían tomados de la mano (son una pareja gay)».

Según relata Mildred, los videos de seguridad muestra que la pareja gay nunca se tomó de la mano.

 

«Al percatarse la mesera de que eran pareja se mete a la cocina y le dice a otra empleada “oye hay dos weyes besándose y agarrándose de la mano, pueden estar adentro?” [sic] a lo que la empleada contestó “no! Claro que no!” [sic] (Alcancé a escuchar la conversación ya que yo estaba en el baño el cual se encuentra a lado de la cocina) [sic]».

 

Según Mildred fueron los comensales los que defendieron a los encargados del local.

«Preguntamos cual [sic] era el motivo y nos dijo que su jefe se lo había ordenado».

 

La escritora constató que los “jefes” no estaban en México.

Y tú ¿qué opinas?

Comentarios

comentarios