Los 5 familiares que solo ves en Navidad

Avatar

Autor: Publiko 19 diciembre, 2017


Las fiesta, esta época mágica del año en la que suceden milagros. Uno de lo más grandes es la aparición de criaturas mitológicas de las que solo habías escuchado hablar en historias de un lejano y efímero pasado; Tus familiares no tan cercanos.

Tenemos para ti 5 familiares que solo ves en Navidad

La Tía que vivió en la Revolución

No tienes claro cuál es el parentesco pero siempre le has llamado tía. Desde que la conoces se ve exactamente igual: pelo esponjado, cara arrugada y lentes de fondo de botella. Todo bien con la tía excepto que vive lejísimos y hay que ir por ella y luego regresarla.

Es muy querida por todos y cada año deciden invitarla porque piensan que puede ser el último pero tu tía sigue desafiando a la biología.

Tu primo el bully

Rompía tus juguetes, hacia destrozos, te culpaba de todo y para colmo de males era el favorito de la abuela así que te toco regaño cada vez que le respondiste. Este pequeño criminal es ahora un adulto terrorífico.

Tu primo se va a encargar de recordarle a toda la familia los momentos más vergonzosos de tu infancia y todos se van a reír. Que bueno que solo lo ves una vez al año.

La sobrina prodigio

Tiene la tierna edad de siete años y ya es toda una concertista con el flautín así que les va a recetar una hora de villancicos desafinados. A pesar de lo que digan sus papás, no es un prodigio musical

La escuincla es insoportable y se comporta como si fuera Mariah Carey solo porque se sabe completa Noche de Paz. Lo bueno es que se queda dormida temprano.

El cuñado comediante

El esposo de tu prima se sabe todos los chistes de Polo Polo y no va a parar de contarlos aunque toda la familia esté notablemente incómoda. Lo soportan porque la verdad es muy generoso con los alcoholes y es el que arma el bailongo ya entrada la noche.

Puede ser insoportable pero cada vez que les toca Navidad con la otra familia hasta lo extrañas.

Tus primos de Morelia

Estos son como un cometa y se aparecen cada 10 años desde algún rincón de México para la cena navideña. Ya ni tu mamá se acuerda bien de cual es el parentesco pero es época de dar y todos son bienvenidos en la cena familiar.

La verdad es que hasta te caen bien y al final de la noche juras y perjuras que ahora si vas a mantener el contacto.

Comentarios

comentarios