5 mitos sobre los huesos rotos

Fracture shaft of fibula bone ( leg bone ) . X-ray of leg ( 2 position : side and front view )

Avatar

Autor: Publiko 7 octubre, 2018


Acabas de accidentarte, estás en el suelo y duele mucho… entonces piensas: ¿me rompí el hueso? A lo que nunca falta quien diga “¿lo puedes mover? Ah, tons no está roto”. La mejor forma de saberlo es yendo a urgencias tras haber tenido un accidente fuerte.
Aquí 5 mitos que debes conocer sobre las fracturas óseas.

1.- Si puedes moverlo, no se rompió.

via GIPHY

En realidad, hay ocasiones en que la movilidad corporal no se limita por un hueso roto. Así que no te bases en ello. Los tres síntomas principales de una fractura son: dolor fuerte; hinchazón y deformidad. Si un hueso sobresale de manera extraña en tu cuerpo no es buena señal. Un punto más a considerar es el sonido que emitió durante el accidente, si hubo un chasquido o escuchaste que algo tronó, debes ir a revisarte.

2.- Si estuviese roto estarías agonizando en dolor.

via GIPHY

Esto no es del todo necesario. El umbral del dolor es distinto entre cada individuo, no es nada extraño escuchar historias de personas que tropezaron o practicaron algún deporte de contacto, siguieron con sus actividades sin demasiada incomodidad y ya para al final del día, e incluso un mayor tiempo después del accidente, darse cuenta que tienen un hueso roto.
Aunque la mayoría de las veces, un hueso roto provoca demasiado dolor, en ocasiones las fracturas pequeñas son tolerables, por lo que te recomendamos acudir con un especialista para que te ayude a recuperarte.

3.- Las mujeres blancas mayores tienen que preocuparse por las fracturas debido a la osteoporosis.

Este mito tiene algunas bases en que centrarse, pues, es cierto que las mujeres mayores son más propensas sufrir fracturas que siendo más jóvenes. Esto debido a los cambios hormonales de la menopausia que en algunos casos conducen a una rápida perdida de minerales y densidad ósea. Sobre la etnicidad y este mito, tenemos la muestra de que en Estados Unidos hay más del doble de fracturas de cadera en mujeres caucásicas que en mujeres afroamericanas, debido a una menor tasa de cambios en el sistema óseo.

4.- No hay por qué acudir con un médico si te fracturas un dedo, porque no pueden hacer nada.

Aunque sería difícil que estés en un gran riesgo por fracturarte algún dedo y quizá llegando con un médico, éste ni siquiera te enyese, tienes que ir a revisarte. El personal medico debe aclarar la naturaleza de la lesión y tomar medidas para la correcta recuperación, evitando deformidades. Dato curioso: los dedos gordos tienen la mitad de probabilidades de romperse que el resto de tus dedos, pero la recuperación es unas tres semanas más tardada.

5.- Cuando un hueso roto se cura, este se vuelve más fuerte que antes.

Este mito no es del todo cierto, aunque a corto plazo, durante la curación, se forma un callo de hueso nuevo extra fuerte alrededor de la fractura para protegerla. Así que es verdad que en las siguientes semanas de iniciado el proceso de curación, el hueso se encuentra reforzado, volviéndose más fuerte que un hueso normal. La historia es distinta si observamos el plano completo, con el tiempo, disminuye el brazalete formado para resguardar la antigua rotura. Con los años, te quedará un hueso tan bueno como los demás, pero no más fuerte que sus equivalentes.

Aquí puedes leer el artículo original. (En inglés).
La información y opiniones aquí planteadas tienen base en información general, más no debe tomarse como un sustituto de consejo especializado médico.

Comentarios

comentarios

Temas relacionados con esta nota: