El discreto encanto de (Des)encanto

Avatar

Autor: Publiko 17 septiembre, 2018


La nueva serie animada de Matt Groening, creador de Los Simpson y Futurama parece haber pasado sin pena ni gloria por las pantallas mexicanas. He participado en muchas más discusiones sobre el alcoholismo de Luisito Rey que en el de la Princesa Bean, no por demeritar el trancazo que fue la serie de Luis Miguel, pero en un país tan adorador de Los Simpson y de Netflix uno pensaría que (Des)encanto pegaría con tubo.

(Des)encanto lleva la penitencia en el nombre, si entras a este reino mágico esperando que sea Los Simpson o Futurama, el desencanto será gigante. Los chistes son buenos pero no son la ametralladora de punchlines que llegaron a ser Los Simpson. Los personajes son entrañables pero ninguno es Seymour el perro de Fry.

No es nuestra culpa, creo, que la audiencia haya recibido la serie con un “meh” puesto que todo nos predispone a esperar que cada chiste sea tan bueno como “Plan Dental, Lisa necesita Frenos” y que cada escena dramática nos haga llorar como niños. Los tropos usuales de Matt Groening están ahí. La Princesa Bean es una mezcla muy bien balanceada, un tercio de Bart, un tercio de Lisa y un tercio de Bender. El gran acierto de (Des)encanto es la interacción entre la Princesa y sus dos amigos: Luci es su demonio de la guardia. Es sardónico y cruel pero adorable; Elfo es la contraparte del demonio, es inocente y amable al punto de ser estúpido y siempre fuera de lugar. Luci nos recuerda a Bob Patiño, Elfo nos recuerda a Rafa Górgori.

La animación también es familiar y nos remite a la animación (en su momento) revolucionaria de Futurama. El estilo dialógico de los chistes sigue la misma estructura humorística. Todo en (Des)encanto nos remite a elementos conocidos de Matt que nos levantan, involuntariamente, las expectativas.

Creo que esto es un poco injusto hacia (Des)encanto. Es la menos afortunada de las creaciones de Groering y eso no se le podrá quitar, pero eso no la hace, ni de lejos, mala: Si esta serie hubiera sido escrita por, digamos, los creadores de Brickleberry y Paradise (PD Waco O’Guin y Roger Black) (Des)encanto sería su obra maestra. Los críticos estarían hablando de lo mucho que se nota la influencia de Matt Groering, Los Simpson y Futurama como la fortaleza de esta serie, no como su debilidad.

Denle chance (o una segunda visita) a (Des)encanto. Manteniendo en mente tanto lo que es, como lo que no es.

 

Comentarios

comentarios

Temas relacionados con esta nota:     , ,