Invasión de sargazo en Quintana Roo

Avatar

Autor: Publiko 1 agosto, 2018


Ya estábamos con la costumbre de ver sargazo (alga de mar sargassum) una vez al año. Era desagradable pero nunca entraba en lo escandaloso. Este año, los niveles de sargazo han preocupado a los sectores turísticos y ecológicos del país. Llega en cantidades alarmantes y pinta al Caribe de color ocre, invade las aguas, las playas y los arrecifes de coral.

Image result for sargazo

Este fenómeno viene directo del “Triángulo de las Bermudas”, donde se encuentra una gigantesca isla flotante de esta alga. Gracias a un incremento considerable de nutrientes en el agua y el factor constante del cambio climático, estas algas han tenido un éxito mucho mayor para reproducirse y aumentar sus números.

Image result for sargazo

La masa de algas suele desaparecer en cuestión de pocos meses, incluso semanas pero en esta ocasión, se ha quedado mucho más de la cuenta gracias al excesivo incremento en sus números.

El sargazo, además de ahuyentar a los turistas (se ha vuelto un tema de suma importancia para la zona con mayor turismo en Latinoamérica, pues los turistas no pueden meterse al mar, básicamente a lo que vienen) tiene un gigantesco y negativo impacto en la flora y fauna marina.

Image result for sargazo

El exceso de esta alga, cubre la superficie marina y agota el oxígeno, lo cual, afecta directamente a los peces y demás animales marinos. Cambia el PH del agua cuando se descompone y libera gases y ácidos que afectan a los arrecifes de coral, además de quitar la luz solar que es vital para el desarrollo de estos ecosistemas. Incluso las tortugas marinas tienen problemas cuando se encuentran con este fenómeno: no pueden salir a desovar ni poner sus huevos en la playa y las crías que logran eclosionar no pueden llegar a la playa por el sargazo.

Este es uno de los síntomas que nunca creemos que nos van a tocar vivir del cambio climático y del impacto que ha tenido el humano en nuestro planeta.

Comentarios

comentarios

Temas relacionados con esta nota:     , , , ,