Qué nos dejó Rusia 2018

Avatar

Autor: Publiko 18 julio, 2018


Se acabó el mundial de Rusia con la bandera francesa ondeando en lo más alto. Los aficionados al futbol deberán esperar más de cuatro años para que el siguiente torneo empiece, esta vez en Catar. Más allá de estadísticas y numeralias que seguramente ya te has topado en medios especializados, te presentamos algunas cosas nuevas que nos dejó este mundial:

 

Migración

La selección campeona del mundo dejó claro que la migración es un fenómeno positivo y no hay por qué perseguirlo, como sucede actualmente en algunos países, incluido Francia. Desde hace varios lustros, la comunidad conservadora francesa ha mostrado mala cara a la inmigración, especialmente a la proveniente de África. La xenofobia quedó atrás durante algunos minutos, pues su selección nacional logró el campeonato del mundo con 14 jugadores de origen africano, entre ellos Kylian Mbappe, su máxima estrella con tan sólo 19 años.

 

Underdog

En esta ocasión se demostró que la calidad de un país para jugar futbol y lograr cosas grandes no está directamente relacionada con su población, pues en esta ocasión Croacia nos enseñó que más vale a escoger a los mejores entre unos pocos que a los mismos entre muchos (cof, cof… México), pues su población total es menor a la del estado de Michoacán.

 

No hay invencibles

En un mundial globalizado, en el que las distancias deportivas se acortan pero las desigualdades sociales se acentúan, vimos caer a grandes potencias de las que se esperaba mucho más, como Argentina, Alemania, España, Portugal, Uruguay y Brasil. Incluso algunas de tradición como Holanda e Italia se quedaron fuera del mundial.

 

Un hombre no hace a un equipo

Siguiendo con el punto anterior, comprobamos que en el deporte de conjunto no hay quien salve a un equipo que no funciona como tal. Los dos mejores jugadores del mundo, Lionel Messi y Cristiano Ronaldo, no pudieron levantar a Argentina y Portugal, respectivamente. Así pues, una mala actuación de sus escuadras dejó a los aficionados sin poder disfrutar de su calidad.

 

Música

El futbol es diversión y la música también. A diferencia de otros mundiales, en los que el soundtrack sonaba por todos lados y quedó grabado en la memoria de aficionados y detractores del deporte, en esta ocasión el torneo pasará a la historia sin una canción que lo defina. Tache para los organizadores.

Espejismos

Un primer buen partido no es suficiente para llegar muy lejos. Los aficionados mexicanos lo aprendieron de la forma más cruel, pues tras el primer encuentro contra Alemania las expectativas eran altas, pero fueron decayendo cada juego, hasta que el mítico quinto partido volvió a quedar demasiado lejos.

Comentarios

comentarios

Temas relacionados con esta nota:     , ,