Día del Trabajo (mal pagado)

Avatar

Autor: Publiko 1 mayo, 2018


Por: Daniel Rocha

Para nadie es un secreto que México es un país desigual, dividido entre las pocas personas que tienen acceso a todo y millones que no tienen acceso a nada. Mientras los candidatos a la presidencia pregonan estrategias para sacar a las personas de la pobreza con medidas que son difíciles de creer, los datos siguen arrojando cifras de terror respecto al ingreso que perciben los mexicanos.

De acuerdo con la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami), el salario mínimo para 2018 es de 88.36 pesos al día. De entrada es una cifra ridícula para cualquier persona que tenga que mantenerse, ya que no sólo debe gastar en alimentos, también en vivienda, salud, educación, vestido y entretenimiento. No pensemos en un ritmo citadino de vida porque entonces la cifra se vuelve aún más irreal, pero basta pensar en alguien que vive en una comunidad marginada para concluir que es imposible sobrevivir con esa cantidad, mucho menos si más de una persona depende de ese salario.

No podemos dejar de pensar que el salario mínimo sólo está regulado para un patrón que cumple con la ley, lo que quiere decir que hay millones de mexicanos que viven en la sombra sin ningún tipo de regulación.

El caso de los niños es también para preocuparse. Si seguimos con la separación entre las personas que viven en zonas rurales y urbanas, la cifra es alarmante. Cinco de cada diez niños que habitan en zonas urbanas viven en pobreza, mientras que ocho de cada diez que viven en zonas rurales padecen la misma condición.

Foto: Cuatroscuro

¿Cómo puede un mexicano acceder a un mejor salario? Preparándose. Ese es el argumento de quienes no se dan cuenta que hay personas para las que es imposible prepararse, no por falta de voluntad sino por las condiciones que su entorno les impone. Según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), 22.3 por ciento de los niños no tiene acceso a otras posibilidades de aprendizaje que no sea el hogar.

Mientras unos pocos mexicanos tomaron el puente desde el viernes para vacacionar, otros más están buscando conseguir el salario mínimo, al tiempo que más de 20 millones de niños y adolescentes viven en pobreza. Muchas niñas y niños hoy tuvieron que salir a trabajar.

Comentarios

comentarios

Temas relacionados con esta nota:     , , ,