La niña chiapaneca rifadísima

Avatar

Autor: Publiko 13 marzo, 2018


Hay niñas que sueñan con ser princesas. Otras sueñan con ser astronautas. Yo soñaba con ser Power Ranger y vaquera galáctica. De pronto leí sobre una niña chiapaneca de ocho años que se ganó un premio de ciencia nuclear. ¡Ciencia nuclear! ¡Ocho años! Yo sigo sin saber bien qué es la ciencia nuclear. Se trata del Reconocimiento del Instituto de Ciencias Nucleares a la Mujer y es la científica más joven en recibirlo.

Pues esta niña rifadísima (así le voy a decir ahora) se llama Xóchitl Guadalupe Cruz López y es de Chiapas. Estudia la primaria como cualquier niña de su edad, pero de pronto armó un calentador solar hecho con materiales reciclables y lo instaló en la azotea de su casa. El calentador tiene un costo de producción de entre 180 y 200 pesos y lo hizo con botellas de PET pintadas de negro, madera, mangueras y dos puertas de cristal de un viejo refrigerador. La idea de Xóchitl, niña rifadísima, es que este calentador sea una opción accesible para las personas de bajos recursos mientras protege el medio ambiente.

Su invento actual puede calentar hasta 10 litros de agua, pero ella quiere construir uno más grande.

Según su mamá, Xóchitl mostró interés por la ciencia desde muy temprana edad (más temprana que la que tiene) y un día les contó que quería hacer un calentador, por lo que ella y su papá le ayudaron a conseguir los materiales y a instalarlo.

¡Enhorabuena a Xóchitl! Solo queda esperar que las instituciones sigan reconociendo a los talentos que hay en México e incentivando a las generaciones más jóvenes.

Comentarios

comentarios