El amor en las religiones: una divina contradicción

Avatar

Autor: Publiko 11 febrero, 2018


La mayoría de las religiones comparten un interés central por el amor en todas sus manifestaciones: amor por Dios, por los humanos, por los animales, por el mundo. Si bien es cierto que podemos encontrar pasajes muy bellos acerca de esta experiencia, también lo es que existen algunas frases horribles que contradicen la premisa básica que todas las religiones promueven cuando se trata del amor. Aquí te dejamos algunos ejemplos:

 

As a catholic, MRW religion gets blamed for keeping people stupid.


La Biblia. “si la acusación es verdadera y no se demuestra la virginidad de la joven, la llevarán a la puerta de la casa de su padre, y allí los hombres de la ciudad la apedrearán hasta matarla. Esto le pasará por haber cometido una maldad en Israel y por deshonrar con su mala conducta la casa de su padre.” (Deuteronomio 22:20-21)

El catolicismo nos pide amar a nuestra pareja hasta que la muerte nos separe. Al parecer, este proceso de separación puede adelantarse si la mujer decidió explorar su sexualidad antes de casarse… y con un método atroz que de amoroso no tiene nada.

El Corán. “No os caséis con las idólatras hasta que no crean. Una esclava creyente es mejor que una mujer libre idólatra aunque os guste.” (Sura La Vaca: verso 221).

Dos cosas saltan a la vista. La primera es que el Corán invita a los hombres a amar a cualquier mujer, SIEMPRE Y CUANDO crea en el mismo Dios. La segunda es que, al parecer, el Corán admite la existencia de esclavas. Chale…

La Torah. ”Todos los niños gentiles (no judíos) son animales.” (Yebamoth 98a)

Además de ser un pasaje que fomenta la discriminación hacia todo aquel que no pertenezca al judaísmo, usan el término “animal” como un insulto ¿qué culpa tienen los animales?

Reconocemos que hay cosas valiosas en cada uno de los libros religiosos, y que van dirigidos a una tradición y a un contexto cultural en particular. Pero no podemos aceptar las ideas violentas que contradicen al amor y nos invitan a ser violentos por cuestiones tan triviales como la visión religiosa o la sexualidad.

Comentarios

comentarios

Temas relacionados con esta nota: