Así es como la encriptación de WhatsApp y otras apps permite redes de cibercrimen

Foto: Tomada de la web.

Avatar

Autor: Armando Garcés 11 marzo, 2019


Debido a la encriptación de algunas apps, material ilegal, como datos de tarjetas de crédito robadas hasta imágenes de abuso sexual infantil, está siendo transmitido a través de grupos en aplicaciones de mensajería encriptada, como WhatsApp, Telegram o Discord, donde se comercializa abiertamente con dicho contenido.

En años pasados las aplicaciones de mensajería instantánea estaban menos protegidas que en la actualidad, fue con el paso de los años y en respuesta a casos de espionaje y robo de datos, incluso por autoridades y gobiernos, que las empresas se vieron obligadas a respaldar y proteger la privacidad de sus usuarios.

 

¿Te has preguntado cómo se protege ese mensajito que le enviaste a tu papá con los datos de tu tarjeta?

Esto se logra gracias a la encriptación, que hace referencia a un procedimiento mediante el cual los archivos o cualquier tipo de documento se vuelven completamente ilegibles debido a un algoritmo que desordena sus componentes y dificulta su interpretación.

No obstante a los beneficios de la protección del contenido que se transmite, esto tiene un lado oscuro, y es que los usuarios pueden buscar y unirse — relativamente fácil— a grupos donde comercializan drogas, material y datos robado y otro tipo de contenido ilícito.

Estas apps y sus grupos son utilizados como espacios sin ley debido al sistema de encriptación P2P (peer-to-peer o de extremo a extremo) que vuelve inaccesible el contenido de los mensajes para agentes externos, como las divisiones de ciberseguridad de distintas instituciones.

Te recomendamos México, primero en embarazos infantiles y adolescentes: OCDE

 

Redireccionamiento desde YouTube

Investigadores y especialistas en seguridad informática encontraron que existen numerosos comentarios de videos de YouTube que enlazan a estos grupos de Telegram.

Dichos enlaces contienen palabras clave que son indexadas por los motores de búsqueda y que llevan al grupo al hacer click sobre ellas.

Los pedófilos ocultan los enlaces en YouTube debido a que el contenido de esta plataforma es referenciado por Google, es decir, si eres un espectador “novato”, por decirlo de alguna manera, de material pornográfico de abusos sexuales infantiles, es posible la primer búsqueda empiece por googlear.

 

Mientras Google intenta restringir esta práctica, los enlaces son de acceso público en la web, o sea, quienes busquen o tengan la curiosidad, podrán acceder al material dando unos cuantos clicks.

La postura de YouTube es de tolerancia cero frente al material de abuso sexual infantil, han invertido millones en tecnología, equipos y asociaciones para combatir el problema.

Las empresas se encuentran entre la espada y la pared, al tener que proteger la información y el contenido compartido por sus usuarios, y las malas prácticas que se realizan por la encriptación. Sin embargo, continúan desarrollando métodos y tecnologías, para combatir el problema.

 

Comentarios

comentarios