Las autoridades abandonan cadáveres en Jalisco

Avatar

Autor: Publiko 18 septiembre, 2018


El hecho que estamos a punto de comentar parece sacado de una novela de terror o un capítulo de Criminal Minds particularmente intenso. Pero es dolorosamente real.

Una caja de tráiler que contenía 157 cadáveres según los primeros reportes y “menos de ochenta” en versiones posteriores fue abandonado ¡dos veces! Por agentes de la Fiscalía General de Jalisco.

La primera vez que la caja (que era rentada por el Gobierno de Jalisco) fue abandonada, se dejó en una bodega de la colonia de Tlaquepaque, pero fue removida por intervención de María Elena Limón, alcaldesa de dicho municipio.

La segunda vez que esta caja de trailer llena de cuerpos sin identificar fue abandonada fue en un predio en el municipio de Tlajomulco de Zúñiga. Junto al fraccionamiento Paseos del Valle.

Los vecinos se quejaron del olor que despedía la caja y la sangre que escurría de la misma. Amenazaron incluso con quemarla. Aún así tuvieron que pasar doce horas para que alguien la cambia de lugar. Los últimos reportes indican que ahora la caja de trailer y los cuerpos que contiene se encuentran en una bodega ubicada en las cercanías de las oficinas de la Fiscalía General.

Como los datos se dieron a conocer durante el fin de semana patrio (seguro es coincidencia), el peso de la noticia no tuvo consecuencias reales hasta el lunes por la noche. 

El gobernador de Jalisco Aristóteles Sandoval separó de su cargo al titular del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF), Luis Octavio Cotero. El gobernador aseguró que habrá una investigación interna para castigar a quienes hayan desobedecido el protocolo de custodia de los cuerpos.

Trascendió que los cadáveres pertenecen a víctimas de la delincuencia que llevan más de cuatro años sin ser identificadas y la morgue de Guadalajara se quedó sin espacio al recibir cuerpos nuevos para identificar. Lo cual revela los tres niveles de ineficacia de las autoridades: el lento avance en la identificación de cuerpos causó que se saturara la estructura del Instituto de Ciencias Forenses y la manera que tuvieron para solucionarlo al abandonar los cadáveres en una propiedad rentada, junto a una zona habitada.

 

Comentarios

comentarios

Temas relacionados con esta nota:     , , , ,