Ayotzinapa, 4 años sin justicia

Avatar

Autor: Publiko 26 septiembre, 2018


Por: Daniel R.

A cuatro años de la noche de Iguala aún no hay tranquilidad entre las familias y amigos. Hay una verdad histórica llena de inconsistencias y validaciones de quienes fueron juez y parte de la desaparición. El Estado no es en este caso un ente abstracto y omnipresente sino un conjunto de funcionarios plenamente identificados en los más altos niveles del gobierno, cuyo menor error fue la omisión pero siguieron con el silencio, la tergiversación y la denigración de las víctimas.

El caso se cerró cuando Jesús Murillo Karam, en un día de cansancio, aseguró que los 43 estudiantes desparecidos habían sido capturados por la policía municipal de Iguala a orden expresa de José Luis Abarca, corporación que luego los entregaría al cártel Guerreros Unidos, mismo que los ejecutaría e incineraría en una pira que expertos han señalado como imposible de sostener.

Las familias, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y el Grupo Interdisciplinario de Expertas y Expertos Independientes (GIEI), entre otros organismos nacionales e internacionales, sugieren que las confesiones obtenidas para sustentar la verdad histórica fueron obtenidas bajo tortura. Las hipótesis apuntan a que el Ejército tuvo que ver en la desaparición forzada de los jóvenes, una práctica que se volvió común en el sexenio de Felipe Calderón y la cual se ha mantenido impune desde entonces. Algunos sobrevivientes a la tragedia indican que personal federal y miembros del Ejército les negaron ayuda cuando se encontraban bajo ataque e incluso los humillaron diciendo que se lo merecían.

Ayer los padres de los normalistas se reunieron en privado con dos ministras y el presidente de la Suprema Corte de Justicia. En otra actividad, realizaron una intervención artística coordinada por Lourdes Cortes, que consistió en la colocación de 43 pequeños caparazones de tortuga (hechos en vitromosaico) que formaban una gran tortuga a los pies del antimonumento de Reforma.

El día de hoy se celebrará una marcha en protesta por este terrible hecho en la historia de México que recuerda los días más autoritarios y violentos del país. Partirá a las 16:00 del Ángel de la Independencia con destino al Zócalo de la Ciudad. También el día de hoy los padres de los normalistas se reunirán en el Museo de Memoria y Tolerancia con Andrés Manuel López Obrador, presidente electo de México.

Hace un par de días Miguel Ángel Osorio Chong, quien fuera secretario de Gobernación y ahora senador por el PRI, dijo en una conferencia de prensa que no se arrepentía de cómo había manejado el caso y argumentó que incluso durante el periodo de búsqueda un policía federal perdió la vida, como queriendo comparar la desaparición forzada de 43 personas con el fallecimiento de un elemento mientras cumplía su deber.

Quedan pocos años antes de que las generaciones se renueven y el escalofriante evento quede en lo anecdótico, quizá se siga conmemorando, pero queda una sola oportunidad más para intentar esclarecer los hechos y castigar a los responsables.

En toda esta historia no se trata de polarizar entre blanco y negro, sino de entender que no podemos vivir en un país en el que cientos de miles de familias buscan a sus desaparecidos por cielo, mar y tierra, recibiendo trabas por parte de las mismas autoridades que les arrebataron a sus seres queridos. El 13 de julio los alumnos desaparecidos se habrían graduado de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos”, pero hoy nadie sabe dónde están…

 

Comentarios

comentarios

Temas relacionados con esta nota:     , , , ,